Sonsoles Ónega reapareció anoche en 'El Hormiguero' y además de todo lo que contó sobre su fichaje por Antena 3 y polémica despedida de Telecinco impactó por su look y su nueva figura. La presentadora, muy delgada, lució un look atrevido y rockero que no es apto para todas. Si bien está repleto de detalles que hacen que la figura se vea muchísimo más estilizada.

Artículo recomendado

La reina Letizia adora estos culotte de Zara que son un básico más allá de los 50 años para la oficina

La reina Letizia adora estos culotte de Zara que son un básico más allá de los 50 años para la oficina

De negro para no fallar. Sonsoles Ónega apostó por un look total black de alto impacto. La presentadora combinó unos pantalones pitillo con un top halter que parecía un mono y que se marcaban a su figura potenciando todas sus curvas. Es un conjunto que alarga la figura y nos hace parecer más altas. Con un buen taconazo es perfecto para mujeres bajitas. El top halter, que da protagonismo a los hombros, con cuello subido estiliza el torso y lo lleva por dentro del pantalón pitillo de tiro muy alto y totalmente ceñido hasta el tobillo.

Sonsoles Ónega en El Hormiguero
INSTAGRAM @pablomotos

Y para casi cualquier plan. Sonsoles Ónega le ha dado a su look total black mucho rollo con sus complementos de estilo rockero. Un brazalete muy llamativo y un cinturón ancho con tachuelas que hace más pequeña la cintura. Este estilo va fenomenal con su pixie despuntado habitual. No obstante, el top y el pitillo tal cual quedaría genial con botas moteras y perfecto de cuero, zapatillas y un cárdigan XL en cualquier color y también con salones de tacón, blazer y joyas discretas para un look de oficina. También se puede añadir un kimono y botas cowboy... Son dos prendas tan básicas que podemos conseguir infinitos looks y acabar así con el eterno dilema del 'qué me pongo hoy'.

Sonsoles Ónega en El Hormiguero
Gtres

Vestir de negro es una opción segura. Además de vernos más estilizadas, siempre es más elegante. Además, es un lienzo perfecto sobre el que crear cualquier estilismo tanto a los 25 como a los 40 o con más de 50.