¿Ya es 31 de diciembre? Que no cunda el pánico... Con todo el verano por delante Cristina Pedroche nos ha deleitado con uno de esos looks dignos de ser comentados y que nos han recordado de manera inevitable a esos looks que luce cada año en la Puerta del Sol. La comunicadora, de 33 años, se ha puesto al frente de la segunda edición de 'Love Island' y sus estilismos no están dejando indiferente a nadie.

La maleta de Cristina Pedroche en Gran Canaria está cargada de looks arriesgados, repletos de transparencias, colores, formas imposibles... que la presentadora defiende como nadie. Se ha convertido en todo un icono de estilo y ella no puede estar más orgullosa.

Artículo recomendado

Cristina Pedroche da la razón por la que mantiene relaciones sexuales cuando se encuentra mal de salud

Cristina Pedroche da la razón por la que mantiene relaciones sexuales cuando se encuentra mal de salud

Para uno de los últimos programas, Cristina Pedroche se decantaba por un dos piezas compuesto por un pantalón completamente transparente tipo bombacho con puño ajustado en el tobillo y detalles patchwork. Un diseño de Yvan Andrew que dejaba al descubierto su ropa interior y su imponente figura.

Cristina Pedroche

Cristina Pedroche y su look más explosivo en LoveIsland 

Instagram @cristipedroche

Por si esto fuera poco, Cristina completaba este outfit arrollador con un top de vinilo de color negro con el que presumía de abdominales y sandalias a juego. Las reacciones no se hacían esperar: "Las transparencias es lo tuyo", "espectacular", "guapísima", "linda y sexy" se podía leer entre los cientos de comentarios. Eso sí, fueron las palabras de su marido David Muñoz las que encendieron, aún más si cabe, la publicación: "Super Melocotón turgente y lozano que no es de esta galaxia", escribía el chef haciendo referencia al culo de la presentadora.

Artículo recomendado

El entrenamiento de Cristina Pedroche para hacer desde casa sin material

El entrenamiento de Cristina Pedroche para hacer desde casa sin material

Cristina Pedroche ha encontrado en el deporte un refugio no solo para mantener su figura a raya sino también para evadirse del día a día. Pese a lo que pueda parecer, a la colaboradora de televisión también le cuesta entrenar pero "si no me cuido yo, ¿quién me va a cuidar?", confesaba a sus seguidores y es que para ella la rutina de entrenamiento se ha convertido en una obligación.