Letizia ha perdido el miedo a las joyas y se lo pone todo encima. ¡El legendario joyero real! ¡Las joyas de pasar, las joyas de familia! Aunque casi nunca lleva el símbolo de las reinas de España, la enigmática perla Peregrina, que pasa de reina a reina con gran etiqueta.

Eh, un momento, anécdota divertida al canto. Doña María de Borbón, la madre de don Juan Carlos, se la entregó a Sofía cuando su marido renunció a la corona en 1977. En el mismo palacio de la Zarzuela, antes de la sobria ceremonia, le dio una bolsita de terciopelo con estas palabras: “Sofía, ahora te toca a ti llevarla y legarla a tus descendientes”. Doña Sofía miró dentro de la bolsa, sonrió y dio las gracias.

Pasaron los años y un buen día, doña María, curioseando en sus cajones, vio la Peregrina perdida entre unos pañuelos que no usaba nunca, y entonces se dio cuenta de su despiste.

Horrorizada, llamó a su nuera para preguntarle qué coñ… había en la bolsa que le dio. Y Sofía, tan imperturbable como siempre, respondió: “Sí, me pareció extraña tanta solemnidad… Una cadenita de plata”.