Pilar Rahola dice que el tocamiento de teta de don Juan Carlos fue una muestra de poder

Pilar Rahola

Actualizado a

¡He tocado teta republicana!”, se ufanaba el rey don Juan Carlos hace veinticinco años delante de sus amigos, mientras una avergonzada Pilar Rahola salía del palacio de la Zarzuela en silencio, pero llorando por dentro.

Desde Cadaqués, donde se ha encerrado para escribir su próxima novela, su voz se altera cuando me recuerda aquel episodio tan duro. “Fue durante la segunda legislatura de Aznar, y los portavoces de los partidos fuimos a presentarle al rey nuestros respetos. Ya lo conocía. Como él me trataba de tú, también le tuteaba y le llamaba Juan Carlos. Lo encajaba bien…”.

Sonríe, quizás recordando aquella Pilar llena de juventud e ilusiones (y con el pelo negro). “Se me acercó y le dije –con cierto descaro, lo reconozco–: ‘Juan Carlos, ya sabes que mi trabajo es dejarte a ti sin trabajo’. Y me contestó: ‘Y el mío es tratar de impedírtelo’. En ese momento, vi que miraba fijamente mi blusa. Llevaba en el pecho un pin republicano que me había regalado el hijo del geógrafo Pau Vila, una cabeza de Maciá sobre las cuatro barras de Catalunya, y el rey se inclinó, adelantó la mano y…”. Larga pausa. Rahola suspira: “Y me rozó la teta deliberadamente, después enderezó el pin y me dijo: ‘Lo llevabas mal puesto”.

Relacionado con esta noticia

Nos callamos, le pregunto: “¿Y tú que hiciste?”. “Me sentí muy incómoda, pero, al mismo tiempo, apabullada por el entorno, por estar frente al rey… ¡Era muy joven! ¡No supe cómo reaccionar, quizás lo hice mal, me callé y sufrí en silencio!”. Le pregunto si está hablando de acoso o abuso y, enseguida, me corta: “Claro que no, ¿cómo equiparar eso con los abusos de Plácido Domingo o el movimiento ‘Me too’? No hubo nada sexual. Fue una demostración de poder, de decir: ‘Mira, estoy aquí y soy más que tú”. ¿Tampoco fue un coqueteo? “No, fue una manifestación de fuerza… No lo comenté en el partido ni a nadie. Me dio vergüenza no haber reaccionado, ¡aunque cuando me contaron que había dicho en plan milhombres que había tocado teta republicana sí me enfadé y me dolió!”.

“¿No trató de seducirte, entonces?”, insisto. “No, pero aunque hubiera querido le hubiera sido imposible. ¡Es el hombre menos tentador del mundo, si no fuera rey nunca se hubiera comido una rosca!”. Le reprochan a Pilar que lo haya soltado ahora, cuando está enfermo y ya no es nadie, y mi amiga se alborota con razón: “Sabes que lo he contado muchas veces, pero no ha tenido repercusión…”. Le comento que estos días ha sido la reina de Twitter y ríe: “Sí, lo único que me alegra de todo esto es que yo he sido Trending Topic, e Inés Arrimadas, no”. Genio y figura.

Más Sobre...

Rey Juan Carlos de Borbón Pilar Eyre

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?