Irene Rosales ha sucumbido a la tendencia de las fresh nails o, lo que es lo mismo, las uñas naturales. Los tonos claros han invadido los salones de belleza y de todas las opciones las bases nude o del rosita básico de la manicura francesa clásica es el más deseado y buscado este verano. ¿La razón? Las manos quedan impecables, más jóvenes y con un aspecto súper saludable.

Artículo recomendado

Estela Grande enamora con la manicura francesa más elegante gracias a las uñas de gel

Estela Grande enamora con la manicura francesa más elegante gracias a las uñas de gel

Irene Rosales no es la primera famosa que cae rendida a la tendencia de las fresh nails, ya lo hizo Paula Echevarría. La diferencia es que la mujer de Kiko Rivera ha optado por unas uñas cortas y cuadradas, muy bonitas pero sobre todo súper cómodas para el ajetreo diario y tardes de parque con sus hijas. Los tonos claros se llevan durante todo el año, pero especialmente en verano apetece llevarlos por su aspecto refrescante y también muy versátil. En esta época del año vestimos con más colorines y estampados y con esta manicura 'desnuda' no hay peligro de no ir combinadas.

Manicura Irene Rosales
INSTAGRAM @irenetova24

Las baby boomer, las milky nails, la manicura francesa o las fresh nails, hay muchísimas opciones para apuntarnos a la manicura natural y en colores claros que triunfa esta primavera. En el caso de Irene Rosales ha apostado por el rosita base de la french manicure clásica pero sin la típica punta de color blanco. Las manos quedan igual de elegantes y el efecto gloss hace que tengan el máximo protagonismo sin estridencias. Una manicura perfecta para un look de invitada o el día a día y con bajísimo mantenimiento ya que el crecimiento no se nota nada de nada.

Irene Rosales
INSTAGRAM @irenetova24

Tanto en manicura de gel como en la natural, estos colores claros quedan preciosos y son muy cómodos de llevar. Unas uñas que podemos llevar a los 30, los 50 y con más de 60, en planes 24/7 y durante todo el año.