Rocío Carrasco ha reaparecido esta semana con un look que es pura inspiración para los looks de invitada. Un traje fucsia fluido de Mango y un look de belleza perfecto para replicar este finde si vas de invitada a un evento. Puede ser una boda, una comunión o ¡la Feria de Abril! Rocío Carrasco nos ha inspirado con su estilismo y también con su manicura.

Artículo recomendado

Raquel Bollo no arriesga: sus uñas cortas rojas son las más bonitas para la Feria de Abril

Raquel Bollo no arriesga: sus uñas cortas rojas son las más bonitas para la Feria de Abril

Rocío Carrasco es fiel a la manicura francesa, que es sinónimo de elegancia y sofisticación. La más femenina y que nunca falla. Aunque alguna vez le hemos visto con una propuesta distinta, es habitual que la hija de Rocío Jurado lleve siempre las manos impolutas y con una francesa perfectamente hecha.

Rocío Carrasco
Gtres

La manicura francesa sigue siendo la más demandada en los salones de belleza a pesar de que el universo uñas ha evolucionado muchísimo. Sigue siendo la favorita de las novias, de las invitadas y de las mujeres más clásicas (con permiso del esmalte rojo valentino, que también es imbatible). Ahora, en pleno auge de los esmaltes naturales, las uñas francesas están de moda (aún más, si cabe) y las razones son muchas. Y definitivas.

ROCÍO CARRASCO Y FIDEL ALBIAC 02
Gtres

La manicura clásica de Rocío Carrasco es elegante, esto ya lo hemos dicho, pero además la más versátil porque combina con cualquier look, de todos los colores, estampados, estilos... Además su durabilidad es enorme, ya que el crecimiento de la uña no se nota nada. Parecerá que siempre llevas las manos recién hechas. También rejuvenece las manos, elimina imperfecciones y estiliza los dedos. Vamos que lo tiene TODO.

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco con traje de Mango.

Gtres

La manicura francesa se ha reinventado y también entiende de tendencias; su hija Rocío Flores la versionaba hace unos días sin ir más lejos. Se lleva en manicuras de todos los estilos, de distintos colores... No obstante Rocío Carrasco sigue siendo fiel a su forma más tradicional: largo medio, cuadradas y base rosada brillante con puntas en color blanco.