Susana Molina y Anabel Pantoja han demostrado en numerosas ocasiones lo grandes amigas que son. La exconcursante de ‘La isla de las tentaciones’ y la sobrina de Isabel Pantoja se conocieron en Sevilla cuando la primera compartía su vida con Gonzalo Montoya y se hicieron inseparables. Tanto es así que incluso han llegado a vivir juntas y hasta hace poco compartían un negocio de uñas y pestañas, del cual se han tenido que desvincular debido a que por sus compromisos profesionales apenas pueden prestarle la atención que necesita.

Artículo relacionado

La ganadora de ‘GH 14’ y la colaboradora de televisión no están pasando una cuarentena fácil. Mientras que Susana se encuentra pasando este confinamiento en Madrid, Anabel está en las islas Canarias junto a su prometido. Eso sí, a pesar de la distancia, ambas siguen igual de unidas que siempre.

Susana Molina Anabel Pantoja

Susana ha sorprendido a todos sus seguidores al contar con Anabel en su vídeo semanal de Mtmad. A pesar de la distancia, la sobrina de Isabel Pantoja se ha tenido que someter al ‘tag del amigo’, aunque por las circunstancias que vive el país lo haya tenido que hacer a través de videollamada. Unos instantes juntas ante las cámaras en los que han vuelto a demostrar la gran complicidad que existe entre ambas. Eso sí, la ganadora de ‘GH 14’ no ha dudado darle un zasca a su amiga.

Todo ha comenzado cuando han contestado a la pregunta sobre lo que la otra se llevaría a una isla desierta. Mientras que Anabel pensaba que su amiga se llevaría un libro de poemas, un eye-liner y el móvil, Susana ha sorprendido a todos con su respuestas. “Se llevaría el chocolate en su bolso”, ha asegurado, para después aclarar: “Necesita tenerlo cerca para tranquilizarse”. Un mensaje con el que deja claro el amor de la sobrina de Isabel Pantoja por este alimento, al que se lleva a todas partes.

Artículo relacionado

Además, ambas han revelado que es lo que le molesta la una de la otra. Mientras que Anabel no soporta el desorden y la dejadez de Susana en casa, esta no puede con el pesimismo y la facilidad que tiene para agobiarse la sobrina de Isabel Pantoja. Eso sí, han querido dejar claro que su fuerte amistad puede con todo.