Ha sido una lucha constante. Yuyee, la mujer de Frank Cuesta, era condenada a 15 años de prisión por posesión de drogas. Una dura condena que suponía un auténtico mazado para la familia. Desde entonces, el aventurero no ha parado de denunciar la situación de su mujer y trata de que la opinión pública internacional tomase cartas en el asunto. Por suerte, la pesadilla ha terminado. Tal y como ha explicado el propio Cuesta en su cuenta de youtube, Yuyee ya ha salido de la cárcel y se ha podido reunir con sus hijos.

Artículo relacionado

“Yuyee está con sus hijos”. Sin duda, la frase que Frank Cuesta llevaba más de seis años queriendo pronunciar. Tras haber sido condenada a una pena de privación de libertad de quince años, la mujer del aventurero ha salido de la cárcel de Tailandia en la que se encontraba. “Yuyee ha quedado libre hoy. Ya está durmiendo con sus hijos”, explica hoy el presentador en su canal de youtube.

“Yo sabía hace días que iba a salir pero no quería confirmar nada ni decir nada ni a mis hijos ni a ella hasta que el juez lo confirmase”, ha explicado Cuesta. “Ya está con sus hijos que es lo más importante y estará con su hijo español cuando vuelva por navidades”. El aventurero no puede ocultar la enorme felicidad que siente al recibir la noticia. Han sido seis años y medio de lucha constante y mucho sufrimiento.

“Solo puedo decir gracias y gracias a todos los que habéis estado ahí con vuestro cariño, los mensajes de apoyo y la ayuda moral”, ha afirmado emocionado. “Algo que es impresionante es que Yuyee tenía cuatro cajas enteras de cartas que le habéis enviado. Es espectacular. Se las han dado todas de repente. Es impresionante”. La ingente labor que ha llevado a cabo ha hecho que sean muchos los ciudadanos que se han interesado por el caso de Yuyee.

“Quiero dar las gracias a toda la gente anónima que de alguna manera le habéis escrito, le habéis mandado mensaje de apoyo, mucha gente que ha estado ahí todos los días”. Pese a la dura situación que vive el mundo en estos momentos, este fin de año será algo más feliz para la familia de Frank Cuesta.