Violeta Mangriñán se encuentra viviendo una etapa muy diferente e ilusionante de su vida. La influencer daba a luz a su hija Gala hace pocas semanas y su mundo, como no podía ser de otra forma, cambiaba por completo. Ahora, la pequeña es su centro y así lo ha ido contando con total naturalidad en sus redes sociales. Y es que Violeta está llevando a cabo un ejercicio de sinceridad como pocos. De hecho, ella misma ha querido aclarar que, tras el parto, no se ve el pecho muy bien y que tiene pensado volver a operarse en breve.

Artículo recomendado

Entramos en el coqueto y luminoso ático de Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio en Madrid

Entramos en el coqueto y luminoso ático de Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio en Madrid

“Es muy probable que en enero o febrero vuelva a operarme, no he tomado la decisión del todo”. Violeta Mangriñán respondía así a una pregunta de una seguidora. Aunque la influencer también aseguraba que desde que es madre se ha encontrado con muchas críticas y comentarios acerca de su forma de vida y de cuidar de Gala que no le acaban de gustar, también destacaba el cariño con el que muchas otras se acercan a ella a través de su cuenta de instagram.

Violeta Mangriñán

Violeta Mangriñán responde a una pregunta en instagram

Instagram @violeta

La influencer tiene pensado ponerse de nuevo en manos de los médicos porque no le acaba de gustar como le ha quedado el pecho después del embarazo y de dar a luz. “Durante el embarazo se me hinchó muchísimo el pecho y después de dar a luz, aunque no esté dando el pecho, se me ha caído muchísimo y lo veo como vacío por la parte de arriba”, explicaba Violeta. Vaya, que no me gusta mucho como tengo el pecho ahora mismo”.

Por el momento todavía es pronto para tomar una decisión y seguro que tiene que consultarlo primero con sus médicos, pero la influencer tiene claro que es una posibilidad con la que puede empezar el próximo año.