Pablo Díaz ha hecho historia de Pasapalabra. El tinerfeño ha conseguido, con enorme sacrificio y tras 260 programas, su ansiado bote de 1.828.000 euros. Un premio más que merecido y con el que su vida ha cambiado para siempre: "No sé cómo agradecer a toda España lo que estoy viviendo. Es increíble ver que no solo la gente cercana a ti te da la enhorabuena, todos los demás también", ha confesado emocionado frente a Susanna Griso en 'Espejo Público'. Entre sus planes inmediatos está independizarse y ayudar a sus padres para que no les falte absolutamente de nada... Pero atención, porque Roberto Leal ha mostrado públicamente lo que no se vio después de que el joven violinista acertara la última palabra del rosco.

Artículo recomendado

Pablo Díaz, entramos en la acogedora casa del concursante récord de 'Pasapalabra'

Pablo Díaz, entramos en la acogedora casa del concursante récord de 'Pasapalabra'

Roberto Leal, invadido por la emoción del momento, no pudo controlar el llanto al ver cómo Pablo Díaz ganaba la prueba: "Me empezaron a temblar las piernas, fue increíble", ha confesado el presentador del espacio aún con los pelos de punta por lo vivido.

Además, Roberto Leal ha compartido a través de su perfil de Instagram un vídeo que resumen a la perfección su estado de nervios y alegría tras la victoria de Pablo Díaz: "Muchos lo habíais pedido y aquí está. Esto es lo que NUNCA se ve pero la ocasión lo merece. La cámara que recoge mi plano directo captó esto", ha escrito el andaluz para sus más de 500.000 seguidores. Venga, no lo dudes y DALE AL PLAY.

Artículo recomendado

‘Pasapalabra’: ¿Quién es Pablo Díaz, el violinista de 23 años que bate récords?

‘Pasapalabra’: ¿Quién es Pablo Díaz, el violinista de 23 años que bate récords?

Muchos amigos y compañeros de profesión han querido manifestarse viendo sus lágrimas: "Como una tonta sigo emocionándome. ¡Qué bueno amigo!¡Qué de alegrías me das!", le ha escrito Eva González mientras que Lorena Gómez también ha mostrado su exaltación por el tierno momento que Roberto Leal protagonizó por Pablo Díaz: "Ay por favor. ¡Qué panzón de llorar! No lo hay más bonito por dentro y más humano".