Alessandro Lequio, apesadumbrado por el nuevo golpe que la vida daba a Ana Obregón, afirmaba recientemente que el fallecimiento de su madre, Ana María Obregón Navarro, "formaba parte del plan". "Lo que no formaba parte del plan era lo otro", pronunciaba con esfuerzo por no romperse en directo, al recordar la muerte de su hijo, Aless Lequio, solo un año antes. Aunque "formara parte del plan", no por ello duele menos, y Ana Obregón está bregando con una existencia en la que sus pilares fundamentales, sus motores de vida, ya no están a su lado. Para la actriz y presentadora ha sido devastador que poco después del primer año después de perder a su hijo, se le fuera su madre. Hoy, 7 de junio, Ana María Obregón Navarro habría cumplido 90 años y a Ana Obregón le reconforta pensar que está con su "gladiador" soplando las velas. Para conmemorar una fecha tan significativa, ha compartido un conmovedor vídeo donde recorre la vida de su progenitora, a la que no puede echar más de menos.

Artículo recomendado

Ana Obregón se refugia en Mallorca, tras el año más duro y doloroso de su vida

Ana Obregón se refugia en Mallorca, tras el año más duro y doloroso de su vida

"Perdóname si no te lloro todo lo que te mereces .Es que ya no me quedan muchas lágrimas", el dolor es desgarrador en Ana Obregón desde el 22 de mayo. Solo día después del día más devastador que ha vivido como madre, la actriz y presentadora se despedía de su madre, que en los últimos años tenía a sus hijos pendientes debido a su delicada salud. A pesar de todo, pensar que "hoy soplarás las velas con mi hijo en algún lugar lejano", le aligera la tristeza que tanto pesa en su corazón. "En ese momento el cielo resplandecerá y ese rayito de luz y amor iluminará por unos segundos la absoluta oscuridad en la que me encuentro sin vosotros. #felicidadesmama #alessforever 🥲💔", escribe.

Artículo recomendado

Ana Obregón, muy triste, recuerda a su madre y a su hijo Álex Lequio: "La realidad me pegó una bofetada"

Ana Obregón, muy triste, recuerda a su madre y a su hijo Álex Lequio: "La realidad me pegó una bofetada"

Ana Obregón, que se encuentra ya en su refugio de Mallorca, acompañada de sus hermanos, que no le han soltado la mano desde que Aless falleció, ha querido rendir un sentido homenaje a la memoria de su madre, una persona que a pesar de su discreción, ha sido una de las personas que más la han influido y marcado. "Para los que no tuvieron la suerte de conocerte quiero decirles que eres y has sido la mejor madre del mundo. Literal. Mi ejemplo de generosidad, ternura, dulzura y humildad . Viviste con una ausencia total de egoísmo. Nunca pensaste en ti. Siempre tus cinco hijos, tus once nietos, tu bisnieto y tu marido estaban antes que tú", explica sumida en una tristeza insondable, pero agradecida por los valores y la lección de sacrificio y dedicación que les ha dejado, "nos has dedicado toda la vida".

Ahora, todos sus esfuerzos están concentrados en su padre, para quien, también delicado de salud, la pérdida de su mujer ha sido un durísimo golpe. Sobre él, hace a su madre su última promesa: "No te preocupes, estoy cuidando de Papá con el mismo amor que tú me enseñaste".