Como una leona protegiendo a su cachorro, desde que está al frente de ‘Viva la vida’, Toñi Moreno no ha dudado en defender a capa y espada tanto al programa que presenta como a sus colaboradores. El pasado fin de semana ha sido uno de los mejores ejemplo de ello, pues la andaluza se enfrentó a quien hizo falta para proteger a su equipo y su trabajo.

Artículo relacionado

El sábado una de las protagonistas del espacio fue María Teresa Campos, que sin estar en plató se convirtió en uno de los temas de la tarde cuando recordaron su entrevista en el Chester de Risto Mejide. Una entrevista en la que la veterana periodista lanzó una pequeña puya a Moreno y su programa. “¿Qué haces los sábados y los domingos?”, le preguntaba Risto Mejide, a lo que la malagueña respondía, “¡me pongo películas!”.

Responder de una forma elegante parecía complicado, pero Moreno lo consiguió con una broma que, además, relajó un tanto la tensión, “tenéis que traer más noticias y más exclusivas para que Teresa deje de ver películas y vea este programa”, dijo.

Si bien parecía que por ese fin de semana Toñi no tendría que volver a defenderse, el domingo Toño Sanchís acudía al espacio y la andaluza se veía en la obligación de sacar las uñas de nuevo, esta vez para defender a una de sus compañeras. Si bien el representante de famosos estaba ahí para responder a Belén Esteban y comentar las pullitas de la familia Campanario a María Patiño junto a otros colaboradores, como Paloma García-Pelayo, la atención se desvió cuando Toño llamó “guapa” a Paloma con un tono que no gustó nada a Toñi, que no dudó en intervenir. “Con ironías no. El ‘guapa’ ha sobrado, que no soy tonta. Trata con educación como te tratamos a ti”, afirmaba muy seria.

Sin embargo, fue María Jesús Ruiz la que se llevó la reprimenda más seria por parte de la presentadora. El pasado sábado la modelo acudía a ‘Sábado Deluxe’ para realizar una de sus entrevistas más polémicas, en la que llegó a asegurar que había mentido cuando acusó a Gil Silgado de ser un maltratador psicológico. Una confesión que, entre a otras personas, sentó muy mal a Toñi, que no dudó en contestarla

“Yo, como mujer, me indigno. La historia de si vuelves o no con una persona son cosas que estás en tu derecho a hacer, pero tú no puedes acusar a nadie de maltrato psicológico sin ser verdad. Deberías pedir perdón a muchas mujeres que sí lo están padeciendo, no puedes jugar con eso. Yo, como mujer, viendo esa entrevista me pareciste una sinvergüenza”, afirmó rotunda.