Tras su emotiva despedida del programa 'Mujeres y hombres y viceversa' este 31 de diciembre, Toñi Morenoha encontrado el momento de descansar y disfrutar de la recta final de su embarazo. A solo un mes de conocer, por fin, a la pequeña Lola, la presentadora está aprovechando estas últimas semanas tan intensas para pensar en qué es lo que quiere para su pequeña y eso pasa por un entregarle desde ya un amor incondicional, promesas futuras y tradiciones inesperadas.

La andaluza ha desvelado públicamente cómo comienza cada año, una bonita costumbre que ha heredado nada más y nada menos que "de mi maestro, Carlos Herrera". La presentadora ha explicado a todos sus seguidores qué es lo que hace cada día 1 de enero: "Nos levantamos y escuchamos el concierto de Año Nuevo. Herrera pudo ir algún año a verlo en directo... es uno de los sueños que compartiré y cumpliré con mi hija", escribía.

Artículo relacionado

Una bonita tradición que ha compartido desde este mismo miércoles con su pequeña: "Hoy lo ha escuchado por primera vez ... y le gusta la música. Me lo dicen sus patadas", decía junto a un vídeo de su barriga en el que se observa claramente el ritmo que tiene Lola.

Toñi, que ya tiene lista la habitación más flamenca de su hija en Sanlúcar de Barrameda, tiene muy claro que 2020 estará cargado de buenos momentos, aunque tiene dos asignaturas pendientes y entre biberones y pañales en su lista de pendientes no faltará el deporte y el ingles. "Este año me pongo, de este año no pasa", bromeaba.