Apenas lleva dos días en España y Tom Brusse ya ha pasado por 'chapa y pintura'. El francés se convertía en el quinto finalista de 'Supervivientes 2021' tras medirse en un duelo con Olga Moreno. Todavía en shock y adaptándose poco a poco a la civilización, Tom recuperaba su teléfono móvil y no dudaba en agradecer todo el apoyo y el cariño recibido durante su estancia en Honduras. Pero, ¿qué es lo primero que ha hecho? Lo sabemos...

Tom Brusse no ha querido perder más tiempo y se ha dirigido a su peluquería de confianza en Madrid para arreglar su imagen más propia de un náufrago. El superviviente se cortó el pelo, mucho más rubio, y redujo considerablemente la barba. "¡Wow! Me encanta!", exclamaba Tom nada más mirarse al espejo y es que la transformación ha sido considerable con el simple uso de unas tijeras.

Artículo relacionado

Tom Brusse cambio de look

Tom Brusse visita la peluquería nada más pisar la civilización

Instagram @tombrusse

Durante estos primeros días de libertad, Tom está recuperando parte de los 11 kg que perdió durante su estancia en los Cayos Cochinos con grandes comilonas, una llamativa perdida de peso con la que se quedó muy sorprendido, tanto así que catalogó de "horrible" su nueva imagen. "Parece que tengo cara de 60 años con un cuerpo de 10. No me reconozco, soy otra persona", manifestaba haciendo gala de su gran sentido del humor. Eso sí, está encantado porque la barriga ya es cosa del pasado.

Su encuentro con Sandra Pica tendrá que esperar

Las circunstancias han provocado que Tom Brusse y Sandra Pica todavía no se hayan visto cara a cara. La joven era dada de alta esta misma mañana después de pasar cinco días en el hospital y aunque desconocemos si han mantenido una conversación telefónica, el francés ha preferido no hacer referencia a ella. Será esta misma noche cuando Tom reaparezca en televisión en la gran final de 'Supervivientes' para quien su ganadora es, sin duda alguna, Melyssa Pinto.