Tana Rivera está atravesando su mejor momento personal. La hija de Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera ha iniciado una relación sentimental con Manuel Vega, socio de uno de los conglomerados empresariales de hostelería y restauración más potentes de Andalucía y España, y no puede estar más enamorada. La joven hizo la presentación oficial durante en SIMOF 2022, donde se dejaron ver en actitud cariñosa. Pero, ¿cómo es su día a día? ¿Cuáles son sus planes favoritos de fin de semana? ¡Lo sabemos!

Artículo recomendado

Tana Rivera y su precioso vestido de volantes para ir de invitada a una boda (o a El Rocío) esta primavera

Tana Rivera y su precioso vestido de volantes para ir de invitada a una boda (o a El Rocío) esta primavera

En sus ratos libres, Manuel Vega no duda en disfrutar de una de sus máximas pasiones: el fútbol. El empresario sevillano tiene un equipo con sus amigos y este fin de semana han disputado un partido en el que Tana Rivera ha disfrutado como la que más.

La joven se ha convertido en uno de los mejores apoyos de Manuel Vega y se ha dejado ver a pie de campo como una verdadera hincha. Ataviada un vestido largo informal de rayas blancas y negras, un moño desenfadado, sus infalibles gafas de sol y sin separarse de su teléfono móvil, así ha aparecido Tana Rivera en el encuentro de su chico. ¡Y no se ha cortado ni un pelo a la hora de animar!

tana rivera

Tana Rivera viendo un partido de fútbol de su novio, Manuel Vega.

Cordon Press

Artículo recomendado

El truco de Tana Rivera para dar rollo a su pantalón culotte negro (que puedes copiar en Zara)

El truco de Tana Rivera para dar rollo a su pantalón culotte negro (que puedes copiar en Zara)

Tana ha congeniado a la perfección con el círculo más íntimo de amistades de su pareja y cada vez son más los planes que organizan. Además, Manuel también se ha ganado el beneplácito de sus suegros.

Eugenia Martínez de Irujo se ha deshecho en halagos hacia su yerno y se ha mostrado de lo más enfadada con los comentarios sobre la diferencia de edad que existe entre ellos, Tana tiene 23 años y Manuel 32: "Me parece un chico estupendo, educadísimo, trabajador, encantador". Francisco Rivera, por su parte, también está encantado con esta relación y ver a su hija feliz es lo único que desea.

tana rivera y manuel vega

Tana Rivera tras el partido de fútbol que ha disputado Manuel Vega.

Cordon Press