Los rumores de infidelidad han perseguido a Tamara Falcó y a Íñigo Onieva desde que decidiesen sacar a la luz su relación sentimental hace ya casi un año. La hija de Isabel Preysler y su chico han estado día sí día también en el punto de mira y siempre han demostrado que su noviazgo no tiene fisuras a pesar de lo que la gente cree. Íñigo ha sido tachado, en más de una ocasión, de fiestero y precisamente esa faceta es lo que ha desatado la posibilidad de que haya sido desleal a la ganadora de MasterChef Celebrity 4. Tamara e Íñigo se han mantenido fuertes a pesar de las piedras que se han encontrado en el camino y el último alegato que la hermana de Enrique Iglesias ha hecho sobre el amor en El Hormiguero demuestra que confía al 100% en su novio.

Artículo recomendado

Alba Carrillo 'copia' la sudadera viral que ya tienen Sara Carbonero y Tamara Falcó

Alba Carrillo 'copia' la sudadera viral que ya tienen Sara Carbonero y Tamara Falcó

Hace apenas unos días, en el plató de 'El Hormiguero' debatían sobre el tema de los celos. Pablo Motos le preguntó a Tamara Falcó si ella se consideraba una persona celosa y su respuesta ha dejado sin palabras a más de una persona. Eso sí, lo único que no piensa pasar por alto son las faltas de respeto.

"Procuro no serlo. No soy muy celosa pero tampoco me gustan que me falten el respeto. Hay un límite porque he visto relaciones cercanas a mí e incluso yo lo he sufrido que, porque uno de la pareja se ponga a hablar con otra persona, su pareja se ponga a sudar la gota gorda, y eso es horrible. Íñigo no es muy de flirtear", ha comenzado explicando Tamara Falcó ante la mirada de sorpresa del resto de sus compañeros de trabajo.

Artículo recomendado

Tamara Falcó: entramos en su amplio y luminoso salón de estilo nórdico en Madrid

Tamara Falcó: entramos en su amplio y luminoso salón de estilo nórdico en Madrid

Pero Tamara es una mujer de ideas claras y nadie le toma el pelo: "Otra cosa es si considero que hay una tontería inaceptable, entonces, no es que me ponga celosa, es que creo yo lo valgo y que se vaya a freír monas...", ha rematado.

De esta manera, la chef ha defendido indirectamente a Íñigo Onieva después de que varias informaciones hayan intentado hundir su historia de amor. Tamara ha demostrado que sabe a la perfección cómo es la persona a la que tiene al lado y en su momento reconoció que tiene acceso al teléfono de su novio. La hermana de Ana Boyer ha asegurado por activa y por pasiva que nunca ha hecho un movimiento que pueda perjudicar todo lo que han creado en los últimos meses: "Es tan pardillo que me ha dado los códigos", confesó entre risas.

Artículo recomendado

Esta es la firma española que ha unido el armario de la reina Letizia y Tamara Falcó

Esta es la firma española que ha unido el armario de la reina Letizia y Tamara Falcó

Suenan campanas de boda

Tamara Falcó no se ha podido resistir y también ha dejado al descubierto las ganas que tiene de pasar por el altar. La marquesa de Griñón ya tiene en mente todo lo que quiere llevar a cabo en ese día tan especial y no se ha cortado ni un pelo a la hora de decírselo a Pablo Motos y a sus compañeros de tertulia: "Mi padre me dijo que en su primera boda al final de la noche seguía saludando a gente porque fueron 1.000 personas, ¡eso es una pesadilla! A una boda va la gente que más quieres. Será una gran boda".