'Supervivientes 2020' podría pasar a la historia por estar elaborando su casting más arriesgado. Prueba de ello, son algunos de los fichajes que está confirmando y cuya participación podría desarrollarse de la manera más sorprendente. No solo nos referimos a Rocío Flores quien, aunque se haya convertido en todo un fenómeno televisivo, tiene objetivamente muy pocas tablas y podría verse engullida por la presión y las duras condiciones del reality. De la misma manera que Alejandro Reyes, un caso que se nos intuye prácticamente 'gemelo' al de la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco.

Artículo relacionado

Como pasa con Rocío, Alejandro es muy familiar para el gran público debido a la batalla judicial que ha mantenido su madre, Ivonne Reyes, contra Pepe Navarro, con el objetivo de que este reconociera su paternidad. Finalmente, y a pesar de que no quiso realizarse las pruebas biológicas, la justicia acabó dándole la razón a la presentadora y señalando a Alejandro, de 20 años, como hijo del periodista.

Un escándalo que ha llevado detrás durante años un gran revuelo, pero en el que el joven se ha mantenido apartado de los focos, como en su caso particular, Rocío Flores.

Artículo relacionado

La vida de Alejandro ha transcurrido al margen de su padre, y ha crecido criado y cuidado bajo el amparo y el amor de su madre. De ahí, que siempre haya sido el auténtico hombre en la vida de la exconcursante de 'GH VIP'. Su participación en 'Supervivientes 2020' es, cuanto menos una sorpresa, pues no ha manifestado abiertamente nunca su deseo de convertirse en un personaje televisivo como sus padres. ¿Podría responder este significativo paso a su intención de dejar de ser conocido como "hijo de..."?

¿Pero cómo es Alejandro? Con unas pocas docenas de fotos en su perfil de Instagram, nos podemos aventurar a decir que, además de discreto, es un chico jovial al que le gusta mantenerse en forma. Entre sus intereses, están los animales y la moda. No en vano, ha hecho sus pinitos en las pasarelas. Hace cuestión de un año que vive afincado con su madre en Miami, por lo que ha conseguido mantener más fácilmente su vida personal resguardada de los curiosos. La controversia en la que se vio envuelto con su hermana, después de que esta iniciara una nueva prueba genética de los restos de ADN que había dejado en un tenedor, le han vuelto un chico desconfiado. De ahí, su discreción y que la distancia con España sean una ventaja.

Ahora, en Honduras, la audiencia podrá conocer los aspectos más desconocidos de su carácter y de su historia personal.

Alejandro Reyes