Uno de los días más especiales de su vida. Ivonne Reyes se mostraba emocionadísima viendo a su pequeño -bueno, ya no tanto- alzándose con su victoria académica. Alejandro se ha graduado con todos los honores para orgullo y satisfacción de su madre. “Estoy muy contenta”, afirmaba la presentadora. Pese a las enormes dificultades y a los tiempos convulsos que han vivido, madre e hijo se encuentran más unidos que nunca. ¡Felicidades!

Artículo relacionado

Estoy muy orgullosa”. Ivonne Reyes presumía de hijo delante de los medios congregados. No era para menos. La presentadora acudía a uno de los actos más importantes en la vida de todo estudiante. Su hijo Alejandro se graduaba y tenía por delante un festón de celebración. “Es muy disciplinado y estoy muy orgullosa porque ha trabajado bastante”, confesaba Ivonne. “Sacarse todo el Bachillerato. Esto no es igual que era antes, no tiene nada que ver. Y con todo lo que hemos vivido...”.

Alejandro, muy emocionado, confesaba que todavía no tenía muy claro a qué quería dedicarse a partir de ahora. “Tengo que pensarlo bien”, aseguraba el joven. Por el momento, el hijo de la presentadora ha presentado solicitudes a varias universidades, según ha contado, pero no tiene nada claro. Le toca vivir el verano, disfrutar y olvidarse un poco de los estudios hasta el curso que viene.

Madre e hijo han pasado unos meses muy complicados. No solo tuvieron que hacer frente a la última iniciativa judicial de Andrea, la hija de Pepe Navarro, para tratar de demostrar que Alejandro no es hijo biológico del presentador, sino también a la mayoría de edad del joven. El presentador incluso le mandó un contundente mensaje tras cumplir 18 años para que se sometiese a las pruebas de ADN. Algo a lo que Alejandro no está dispuesto.

De hecho, lo primero que hizo tras alcanzar la mayoría de edad fue acudir al juzgado a ratificar la querella que había iniciado su madre. El joven está dispuesto a llegar hasta el final.