Los médicos fueron quienes no permitieron seguir concursando a Violeta Mangriñán en ‘Supervivientes 2019’ pese a que ella quería continuar. Las últimas semanas lo habían cambiado todo para ella, que empezó el concurso amenazando con irse por su propio pie. Pero esta vez, la salud ha primado. La extronista debe recibir tratamiento en España cuanto antes, e, incluso, podría necesitar que le extirparan la vesícula.

Mangriñán, ya de vuelta en España, está siendo vista y tratada por médicos de aquí. Estos le han prohibido de manera tajante que el domingo se siente en El Debate, por donde pasan todos los concursantes a su vuelta de Honduras. De momento, su paso por el plató del reality deberá esperar unos cuantos días más.

Artículo relacionado

"La cosa tiene que ir mejorando un poco, ahora mismo la vesícula está inflamada y un poco infectada pero, si no pasa nada, me la quitan en unos meses y, si la cosa va mal, me la tienen que quitar de urgencia, que espero que no sea así", ha desvelado en una llamada al programa que le dio la fama, ‘Mujeres y hombres y viceversa’, desde donde todos han manifestado su preocupación por su salud.

El martes próximo, ha contado, tiene cita con su cirujano y será él quien le de permiso para acudir a la gala del jueves. Ahora le toca centrarse en ella y en recuperarse, la tele vendrá después.