Están tan enamorados que no pueden disimularlo. Sonia Ferrer y su novio, el atractivo policía Sergio Fontecha, pasaron el día en la hípica, con motivo del Concurso Internacional de Saltos, en una jornada en la que acompañaron a Laura, la hija que Sonia tuvo con su exmarido Marco Vricella. Laura, una niña muy alta para su edad –solo tiene once años–, es una gran aficionada a la equitación y de hecho la vimos equipada para montar. Madre e hija estuvieron presenciando el concurso de saltos desde uno de los palcos, pero luego Sonia se sentó con su novio y, mientras su hija seguía embelesada con los equipos, Sonia y Sergio dieron rienda suelta a su amor.

Artículo recomendado

Sonia Ferrer anuncia la fecha de su boda con Sergio Fontecha

Sonia Ferrer anuncia la fecha de su boda con Sergio Fontecha

La presentadora y el policía estuvieron comiéndose a besos sin importarles la presencia de las cámaras. Y es que no queda nada para que la pareja se dé el 'sí, quiero'. Será el próximo 30 de julio, apenas un mes y medio para convertirse en marido y mujer. Queda tan poquito tiempo que Sonia está atacada con los preparativos, algo para lo que, eso sí, ha pedido ayuda a profesionales cualificados. El vestido se lo hará, sin duda, su diseñador favorito, Hannibal Laguna.

Laura y el futuro marido de su mamá, Sergio, se llevan muy bien. Prueba de ello es que vimos a la niña sentada tranquilamente sobre las piernas de Sergio o cómo este le pasaba el brazo por el hombro mientras caminaban por el recinto hípico. Para Sonia, que su hija y su futuro marido hayan hecho buenas migas era de vital importancia, ya que no podría imaginarse una convivencia si esto no fuera así.