Todo vuelve a la normalidad para Sergio Ramos y Pilar Rubio. Tras su espectacular boda, celebrada el pasado 15 de junio en Sevilla, el matrimonio puso rumbo a Costa Rica para disfrutar de su luna de miel, pero todo lo bueno acaba y Sergio y Pilar ya están en Madrid.

Artículo relacionado

Después de poco más de una semana de aventuras en Costa Rica, donde además de celebrar el cumpleaños de Andrea Salas, la mujer de Keylor Navas, se han lanzado en tirolina y hasta han hecho puenting, la pareja ha sido pillada en el aeropuerto recién aterrizados y cargados de maletas. Una luna de miel cortita, y es que seguro que Pilar y Sergio estaban deseando achuchar a sus tres pequeños que los esperan en casa.

En las imágenes, Pilar Rubio aparece visiblemente cansada e incluso tapándose el rostro con el pasaporte para evitar ser captada por los paparazzi, a Sergio, en cambio, se le ve de lo más relajado y luciendo orgulloso su anillo de casado.