Máxima tensión en ‘Secret Story’. La gala final se acerca y los concursantes ya dejan ver sus estrategias para alzarse con los premios de la primera edición del ‘reality’. Esta noche Sandra Pica y Luis Rollán han protagonizado un cara a cara en el que la novia de Julen le ha dejado las cosas muy claras al colaborador. El pasado domingo, Sandra se quedó atónita al ver un mensaje de Julen en el que llamaba mentiroso a Luis. Hoy se ha enterado que la razón del enfado de su pareja era que el colaborador le había dado dos puntos a ella en las nominaciones. Además, Sandra ha podido ver el vídeo de cómo su compañero le nominaba y la razón que dio para darle puntos.

Artículo recomendado

'Secret Story': Julen rompe a llorar al relatar sus primeras horas fuera del reality sin Sandra Pica

'Secret Story': Julen rompe a llorar al relatar sus primeras horas fuera del reality sin Sandra Pica

Luis Rollán nominó a Sandra Pica porque la veía mal. Al enterarse de esto, la que fuera pareja de Tom Brusse ha tumbado la estrategia del que fuera su amigo al decir que para ella su motivo para nominarla no es más que una excusa. “Cuando llevas cuatro o cinco semanas nominándome, siento que eso fue la excusa. Además en el vídeo eres muy consciente”, le ha echado en cara sobre la razón en la que se basó para darle puntos. Además, la concursante de ‘Secret Story’ ha opinado que no tiene sentido que su compañero se basara en eso porque obviamente justo tras la expulsión de su chico iba a estar triste. Algo que no considera una razón para que nadie le dé puntos.

Sandra Pica

Sandra Pica en 'Secret Story'.

Telecinco

Además de destapar esta estrategia de Luis Rollán, Sandra Pica ha sacado la cara por Julen. Entiende que su novio esté decepcionado con su amigo porque “partiendo de la base que el día que Julen no me quiso sacar de los nominados fue por no exponerte a ti y me dejó a mí expuesta… Entiendo que Julen se sienta decepcionado”. La que no está decepcionada con Luis es Sandra. Aunque no entiende sus motivos para nominarla, no se ha decepcionado porque se lo esperaba completamente.