Para Sara Carbonero e Iker Casillasla fecha del 1 de mayo de 2019 supuso un antes y un después en sus vidas. Ese día Sara se encontraba en Madrid de paso, tras haber estado en Cádiz unos días cumpliendo unos compromisos de trabajo, mientras que Iker se desplazó, como cada día, a entrenar con su equipo, el Oporto. Pero aquel no fue un día normal, sino todo lo contrario. Iker empezó a encontrarse mal, fue llevado al hospital y allí se el diagnosticó que acababa de sufrir un infarto de miocardio.

Con la presencia del propio Iker Casillas, Movistar+ ha presentado el documental 'Colgar las alas', en la que la redacción de deportes de la cadena ha seguido los pasos del guardameta en el último año de su vida –que coincide también con el final de su carrera deportiva–, justo a partir de aquella fatídica fecha. Y aunque el protagonista del documental es Iker Casillas, la presencia de Sara Carbonero tiene una gran relevancia.

Artículo relacionado

Sara Carbonero relata en 'Colgar las alas' la enorme angustia que sufrió cuando recibió la noticia de que Iker había sido hospitalizado, y eso que Iker había dado la orden de que no le dijeran nada a su mujer hasta que la operación quirúrgica a la que lo sometieron hubiera finalizado. No le hicieron ningún caso, porque a Sara le llegó la inquietante noticia de inmediato.

Sara intentó ponerse en contacto con Iker, con el entrenador, con el médico del club... nadie le respondía, por lo que su estancia en el aeropuerto de Madrid, mientras esperaba la salida de su vuelo hasta Oporto, se le hizo interminable. En el documental, Sara recuerda esos duros momentos intentando aguantar las lágrimas. Fue un episodio muy amargo porque no sabía qué había pasado, pero intuía que no era nada bueno, por lo que se llegó a temer lo peor. Recordemos, además, que a Sara le acababan de diagnosticar cáncer, por lo que la salud ya era en esos momentos la principal preocupación del matrimonio.

La periodista revela que "solo quería tocarle" y que no sabe ni cómo llegó al hospital, ya que se encontraba víctima de los nervios. Pero eso no fue lo peor. Cuando Sara llegó al hospital y pudo ver, por fin, a su marido, se percató del ambiente pesimista que reinaba en el ambiente. "Aquello me rompió el alma", reconoce Sara. Un año y medio después del infarto de Iker, concretamente el 27 de noviembre, Movistar+ estrenará 'Colgar las alas', en el que podremos ver cómo el matrimonio vivió el año más duro de su vida.