Los colaboradores de 'Sálvame' se han volcado con su compañero Antonio Montero, quien en un arranque de sinceridad brutal confesaba el duro trance personal que se encuentra superando desde hace meses. El periodista ha tenido que ser operado y recibir radioterapia después de que le encontraran a finales del año pasado un tumor en la pierna.

Además, en el ámbito económico ha sufrido la traición de una persona de su confianza después de que le entregará una importante suma de dinero. Ha sido este peliagudo asunto el que ha empujado a Rafa Mora a contar una historia similar que vivió en sus propias carnes.

Artículo relacionado

El colaborador televisivo ha confesado que, en un nefasto movimiento financiero estuvo apunto de perder un pastizal. Nada menos que 200.000 euros. Una cifra que ha dejado petrificados a sus compañeros, entre ellos a Kiko Hernández.

"Yo viví algo similar cuando las preferentes. Metí mucho de lo que había ganado en todos estos años en la tele. Más de 200.000 euros metidos", explicaba. Y es que si la posibilidad de perder los ahorros de su vida era un trago amargo, mucho más pensar el disgusto que se llevó su madre, que fue quien le comunicó el extraño movimiento bancario que registraba su cartilla.

Artículo relacionado

Con un tono serio, se lo narraba a sus compañeros: "Un día, me llama mi madre y me dice: 'Tete, que he ido al banco y no tienes el dinero'. Le dije: '¿Qué dices, mamá?'. Yo me asusté por mi madre, porque pensaba que había perdido la cabeza".

Todo apuntaba a que los 200.000 euros habían volado. Pero, ¿por qué? Y ¿cómo? Lo único que se le ocurrió en aquel momento fue llamar a su hermana: "Le dije: 'Teta, que me ha llamado mamá diciéndome unas cosas muy raras. Que ha ido al banco a sacar unas cosillas y que el dinero que tengo aquí metido le han dicho que no está". Finalmente, se cumplieron los malos presagios: el dinero se había volatilizado.

Pero lejos de quedarse hundido, Rafa Mora decidió luchar y puso el caso en manos de sus abogados. No fue un camino fácil, pero acabó recuperando el dinero perdido: "En primera instancia palmé y me llevé un berrinche increíble. Pero al final gané con los intereses y todo". Una historia que ha querido compartir para animar a Antonio Montero, a quien ha repetido un mantra importante: "No ha que perder la esperanza".

Rafa Mora