Puede que Albert perdiese el reto que le había planteado Sálvame pero, desde luego, todos salimos ganando. El exsuperviviente acudía al programa y se medía con Antonio Montero en una prueba de pesca y no lograba batir al colaborador. ¿El castigo? Pues aparecer con un minúsculo bañador en público y, ante el espectáculo, Paz Padilla no ha podido contenerse…

Artículo recomendado

Albert ('Supervivientes'), en directo: "Lara tiene enamorado a todo el país y yo soy parte de él"

Albert ('Supervivientes'), en directo: "Lara tiene enamorado a todo el país y yo soy parte de él"

Albert no para quieto. El finalista de la última edición de ‘Supervivientes’ ha acudido ya a varios programas de Mediaset, dispuesto a reivindicar su buenísimo puesto en el reality. Claro que no en todos se lo han puesto fácil. El concursante llegaba a Sálvame para comentar todo lo que ha pasado en la isla y aprovechar para lanzarse un piropo definitivo a Lara Álvarez. ¿Tenemos nueva pareja mediática?

El programa aprovechaba la presencia del exsuperviviente y le sometía a una prueba. Tenía que pescar más peces que uno de los colaboradores. De entrada, parecía un reto hecho a su medida. Albert empezó fuerte pero su rival, Antonio Montero, acabó ganando por la mínima. El paparazzi se libraba del castigo que había ideado la dirección: ponerse el bañador de Borat y desfilar delante del público.

Claro que no sabemos muy bien hasta qué punto es un castigo ver a Albert medio desnudo. “Tápate, tápate”, le decía Paz Padilla mientras intentaba ponerle el albornoz. ¡Menudo escándalo! El superviviente no puede disimular su atractivo pese a los muchos kilos menos con los que ha vuelto de la isla. Ay, Paz, desde Marco Ferri no habíamos visto una revolución de esta proporciones.