Desde que comenzó el confinamiento por la crisis del coronavirus, no hay semana en la que Belén Esteban no participe en ‘Sálvame’ desde su casa para deleitar a todos los espectadores con sus dotes culinarios. A pesar de que la colaboradora está encantada con el nuevo papel que tiene en el programa, su receta de este lunes 1 de junio ha terminado de la peor manera posible: con un monumental cabreo de la de Paracuellos.

Artículo relacionado

Con un delicioso arroz con leche casi terminado, Belén Esteban ha vivido un momento de tensión con Kiko Matamoros después de que este le hiciera otro juego de palabra de los que la sacan de quicio. Una broma inocente que no ha sentado nada bien a la colaboradora quien, muy cabreada, ha tomado una drástica decisión.

Belén Esteban Kiko Matamoros

“Alberto te digo una cosa. Yo entiendo que os encanta verme mosqueada, pero a la próxima tontería te juro que corto el teléfono y se acabaron, ¿vale?”, aseguraba muy seria la de Paracuellos después de las palabras de sus compañeros mientras que en el plató nadie podía parar de reírse. Algo que ha hecho estallar a Belén, que ha terminado colgando el teléfono en directo. “¿Os estáis descojonando? Fuera”, ha afirmado antes de coger el móvil y cortar la conexión.

Un plantón a sus compañeros, que no se creían lo que acababa de pasar, y que llegaba después de que Belén hubiera hecho una gran revelación. Sin poder evitar la sonrisa, la colaboradora de televisión ha explicado que se ha reencontrado con su marido, Miguel Marcos, tras más de tres meses viviendo separados.

Artículo relacionado

“La verdad es que ha sido un poco duro, no te voy a engañar. No voy a ser populista porque todo el mundo sabe lo que he pasado, pero lo he pasado mal”, se ha sincerado la colaboradora antes de terminar colgando en directo a todos sus compañeros.