Si algo ha marcado el confinamiento de Mila Ximénez ha sido el herpes zóster. La colaboradora contó en el blog que tiene en nuestra revista lo mal que lo pasó durante las semanas que tuvo que hacer frente a este contratiempo de salud. Esto unido al aislamiento hizo que su agobio aumentara más si cabe. Esta tarde Mila ha confesado en Sálvame que durante su peor momento buscó apoyo en una persona que le mostró toda su comprensión al sentirse identificada de alguna forma con ella. Se trata ni más ni menos que de María Teresa Campos. Mila ha contado que durante el confinamiento ha hablado por teléfono con la presentadora, algo que para ella ha sido de lo más reconfortante.

Artículo relacionado

“María Teresa me llamó porque ha tenido el mismo herpes que yo y yo la he llamado para pedirle ayuda porque no sabía a qué médico ir”, son las palabras con las que Mila ha desvelado sus conversaciones con María Teresa. Fue la presentadora la que le recomendó a la colaboradora un medicamento para combatir este doloroso herpes y aquí entró en juego otra persona que también ha sido un gran apoyo para Mila. Se trata de Terelu Campos. Fue la hija de María Teresa la encargada de conseguirle a Mila el medicamento en cuestión.

Mila Ximénez María Teresa Campos

Con estas palabras Mila demuestra que su relación con las Campos ahora mismo está en un momento de calma. Son muchos los altibajos que ha sufrido la amistad que tienen, dedicándose incluso duras palabras. Pero el confinamiento y el herpes han logrado que entre ellas haya un acercamiento. Algo que también ha logrado Kiko Hernández. El colaborador contó esta semana que recurrió a Terelu Campos. Kiko estaba preocupado por el coronavirus y al no saber a qué lugar acudir para hacerse las pruebas no dudó en telefonear a Terelu. Ella le hizo el favor de facilitarle el contacto del lugar al que podía ir.