Kiko Jiménez y Maite Galdeano airearon sus pequeñas rencillas cuando el de Linares se convirtió en participante de 'El tiempo del descuento'."Cuanto más lejos de Maite, mejor", reconocía el novio de Sofía Suescun con la sinceridad que le caracteriza. Kiko dejó claro que tenía sus tiranteces con su suegra, y esta reaccionó a su manera: "Quiere vivir del cuento. Cuanto más lejos de mi hija, mejor", aseguraba Galdeano.

Artículo relacionado

No obstante, después de que Kiko Jiménez y Sofía Suescun anunciaran su boda en Lecturas la relación de suegra y yerno mejoró. "Estamos mejor que nunca. Somos tan felices que le he propuesto que nos casemos en una ceremonia por algún rito especial en un lugar paradisíaco", reconocía Kiko en nuestras páginas. Maite se mostró emocionada con el enlace de su hija, pero ¿sigue pensando lo mismo desde esta noche?

Kiko Jiménez se ha sometido al polígrafo de Conchita y le han hecho una pregunta muy directa: "¿Afirmas que Maite Galdeano es especial cuando en realidad piensas que da vergüenza ajena?". Y Kiko ha dicho que sí.

Maite Galdeano

El andaluz ha explicado el porqué de su respuesta y ha sido muy sincero: "En según qué situaciones Maite hace muchísima gracia, es verdad, es muy graciosa, pero de hacer gracia a dejar de hacerla es muy fácil. Y a veces cuando la vengo aquí y se pone vulgar o se le ve algo... Pero se lo digo a Sofía y a la propia Maite, le digo que cuide un poco las formas". Y ha dejado claro: "Pero Maite es cómo es y no va a cambiar, ella es única".

A pesar de la explicación la propia Maite ha mandado un mensaje a Jorge Javier Vázquez un tanto molesta con su yerno: "Pues no le ha hecho gracia lo que ha dicho Kiko, ¿eh?", ha empezado diciendo el presentador, que ha leído literalmente lo que le ha escrito Maite: "Dile a este despendolado que ya no va a haber boda, se terminó".

Jorge Javier Vázquez

Kiko Jiménez ha respondido que, en todo caso, eso sería "decisión" de él y Sofía, "otra cosa es que no vaya a venir a la boda". Seguidamente ha sacado bandera blanca: "Si es ofensivo para Maite, otra cosa no puedo hacer, intento ser sincero, sabes la relación que tenemos tú y yo". Pero Maite estaba muy segura de sus palabras y ha insistido en una llamada en directo: "No me ha hecho gracia y voy a interferir para que Sofía no se lance tan pronto a casarse, voy a frenar la boda. Si siente vergüenza ajena pues siempre estaremos mal y le voy a hacer la vida imposible, y no va a haber paz. No voy a cambiar porque a él le parezca que hago el ridículo, la boda se va a suspender".

Una situación un poco tensa que cumple los peores pronósticos de Sofía Suescun, que este viernes en Sálvame ya avanzaba que le preocupaban las preguntas del polígrafo sobre Kiko y su madre: "Es un tema que me duele porque la quiero mucho y cuando siento que algo puede perjudicarle…".