Mila Ximénez contó rota de la emoción el pasado 16 de junio que padece un cáncer de pulmón inoperable. Nuestra querida bloguera, llena de fuerza y muy optimista, ha reaparecido en televisión este sábado para contar cómo está afrontando el tratamiento de su enfermedad. Tras su entrevista en Lecturas, Mila ha vuelto a hablar con el corazón en la manode cómo ha estado estas semanas y ha sido muy sincera: "No lo he entendido, he llorado, he gritado, he tenido miedo, me he despertado por la noche sudando y me he preguntado '¿y ahora esto?".

Artículo relacionado

"Ha sido un golpe gordo y un tropezón, pero hay formas de resolverlo... Tenía dos opciones: lo que he hecho toda mi vida cuando me he pegado una hostia que es levantarme y decir es lo que hay o quedarme en casa, pero entendí que es una guerra más. En mi vida he pasado de todo", ha contado a María Patiño en 'Sábado Deluxe'.

Mila sigue con la misma fuerza del primer día y aunque para ella aún es difícil decir "tengo cáncer", también tiene claro que es un trance que va a superar. "Quiero que la gente vea que estoy bien y darle normalidad", ha expresado.

Mila entrevista

Para la colaboradora lo más duro fue contarle a su hija Alba que estaba enferma. "Me costó contárselo a Alba, lo último que quería era joderle la vida. Se lo dije una semana después. Se enfadó cuando se lo conté pero me dijo 'tienes que hacer lo que sea, porque a mí me haces muchísima falta'. Con más de treinta y me dijo eso, yo le respondí 'no te voy a fallar, pero ni de coña".

Al hablar de su hija Mila se ha roto. "Me he pasado la vida protegiéndola, cuando se lo dije hubo un silencio que jamás olvidaré. Su vida se ha tambaleado, la desequilibré", ha dicho muy emocionada y entre lágrimas.

Mila Ximénez deluxe reaparece

Mila Ximénez ha asegurado que saldrá de esta y que está tratando la enfermedad "como algo sintomático" y haciendo "una vida más o menos normal". "Mi oncóloga que es mi ángel de la guarda me dijo que había metástasis, ahí me cagué, pero si no había en la cabeza y los huesos todo iba bien". Y ha revelado, muy animada: "le pregunté si me moría y ella me dijo: de esto no creo".