Bueno, bueno... Belén Esteban ha vuelto al trabajo con novedades, y ¡qué novedades! La colaboradora ha estado 45 días fuera de la televisión ya que acumuló su baja por su matrimonio a su mes de vacaciones, un mes y medio en el que no se ha separado de su marido, Miguel Marcos, con el que se casó el 22 de junio en una boda de la que han corrido ríos de tinta.

Artículo relacionado

Pero no contenta con ello, Belén anunció anoche en 'Sábado Deluxe' un notición, y es que está organizando su segundo enlace con el conductor de ambulancias. "Mi marido me ha pedido que me case con él por la iglesia, y por supuesto que le voy a dar ese gusto", ha revelado Belén con un brillito en los ojos delatador.

Belén sabe ya muchos detalles del enlace pero antes tendrá que hacer un trámite importante y vital para que esta ceremonia religiosa pueda celebrarse: conseguir la nulidad de su matrimonio con Fran Álvarez. "Yo me encargaré de todo, estamos preparando los papeles y nos casaremos en la iglesia de mi pueblo, en Paracuellos", ha contado Belén.

La princesa del pueblo está más enamorada que nunca y viviendo su amor como si estuviera 'jugando a las casitas', ilusionada como una niña con zapatos nuevos. "Me llamaréis tonta pero me encanta hacerle sus comidas para que se las lleve al trabajo, me hace mucha ilusión", ha compartido en su reencuentro con sus compañeros de 'Sálvame'.

A su segunda boda, ha revelado Belén, solo irán sus íntimos y familia, aunque tiene claro que invitará a todo su pueblo y ha adelantado que su intención es no volver a vestirse de novia.