Atrás han quedado los días en los que Shaila Dúrcal se escondía tras haber sufrido uno de los golpes más dolorosos y traumáticos de su vida, la cantante se mutilaba el dedo índice de la mano derecha en un accidente del que nunca ha querido hablar. "No me gusta hablar de ello, fue una estupidez mía, y ya tengo que vivir yo con ello y no me apetece hablar de eso en sí. Lo importante es que podría haber sido peor”, ha dicho reiteradamente para zanjar el tema.

Artículo relacionado

Han pasado meses de trabajo y dolor, en los que ha tenido que recuperar la movilidad del dedo amputado además de la del dedo corazón, que al parecer también se vio afectado en el suceso, hasta que la hija de Rocío Dúrcal, que acaba de celebrar su 40 cumpleaños, ha conseguido librarse de su propia carga y mostrarse al mundo tal cual es ahora.

Si bien es cierto que ya ha aparecido en alguna foto en Instagram sin taparse la mano -como hacía al principio- nunca habíamos visto en primerísimo plano las secuelas del accidente de Shaila, ella ha compartido un stories de su mano haciendo un gesto de 'OK' con su dedo accidentado al descubierto junto al que ha escrito: "Vamoooos".

Un paso enorme que celebramos profundamente y que evidencia que la joven se ha despojado de todos sus miedos y complejos. Como le dijo a Emma García en 'Viva la Vida' su entorno ha sido clave para afrontar esta situación, pero al final es ella y solo ella quien tenía que evolucionar y mirar al frente; un camino duro que la artista ha hecho con verdadera admiración y valentía.