Rocío Flores ha reaparecido en el plató de 'Supervivientes: Tierra de Nadie' y lo ha hecho con una actitud muy relajada y más sonriente que en semanas anteriores. Tras un fin de semana muy polémico para su familia y en la víspera de la nueva entrevista en directo de su madre, Rocío Carrasco, la hija de Antonio David Flores ha optado por enfrentarse a tantas polémicas haciendo como si nada hubiera pasado.

Artículo relacionado

Rocío Carrasco ha reaparecido este martes en Chipiona y ha sufrido un ataque de ansiedad al visitar la tumba de su madre, Rocío Jurado. Esta noticia más el aniversario de la muerte de 'la más grande', que se ha celebrado hoy 1 de junio, serían motivos suficientes para que Rocío Flores estuviera cabizbaja pero se encuentra con fuerzas y salta a la vista que ha corrido un tupido velo con sus polémicas para seguir adelante.

Rocío Flores
INSTAGRAM @rotrece

Muy atrás han quedado las lágrimas de Rocío Flores el pasado fin de semana en Chipiona. La hija de Rocío Carrasco se emocionaba en el homenaje a su abuela protagonizando unas impactantes imágenes junto a su hermano David abrazados y llorando. No obstante, la colaboradora está completamente recuperada y tampoco parece nerviosa ante la nueva intervención de su madre para contar su verdad mañana miércoles.

Rocío Flores ha estado muy participativa en 'Supervivientes: Tierra de Nadie' y también muy activa en las redes sociales. Tras la emisión de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', madre e hija están más lejos que nunca de reconciliarse. Rocío Carrasco ha confesado que tras la terrible historia que vivido se siente incapaz de recuperar la relación por ahora y Rocío Flores tampoco ha querido hablar más de su madre tras la emisión de los últimos episodios de la docuserie.