Rocío Flores ha reaparecido hoy en ‘El programa de Ana Rosa’ tras someterse a sus últimos retoques estéticos. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores acudió hace unos días a su clínica de confianza para retocarse la nariz, los labios y las arrugas de expresión de la frente. Sus compañeros de programa han destacado la transformación que está viviendo tanto a nivel físico como a nivel personal, y le han preguntado si no tiene miedo de pasarse de la raya con tanto cambio. Algo a lo que ella, muy tajante, ha respondido que "soy joven pero coqueta, si te ves bien y no le haces daño a nadie…”. Y para explicar tanto cambio no ha tenido ningún problema en hacer referencia a los complejos.

Artículo recomendado

Rocío Flores, deja de trabajar en la tele que destroza a tu familia

Rocío Flores, deja de trabajar en la tele que destroza a tu familia

Rocío Flores ha vuelto a enumerar los retoques que se acaba de hacer. Me he rellenado un poco los labios porque no me los veía bien desde que fui a ‘Supervivientes’, me puse un poco de bótox también en el entrecejo porque siempre tengo esa arruga de expresión y tengo un hueco de la nariz desde pequeña y me lo he rellenado porque con la pérdida de peso, desde ‘Supervivientes’, se me notaba más”. Joaquín Prat se ha quedado atónito con tanto retoque y le ha dicho “eres muy jovencita para los retoques”. En ese momento Rocío Flores ha hecho hincapié en que pese a hacerse algunos cambios, “en redes me muestro natural, como soy, muy real. Que me haga algún retoque, sí. Pero eso no me quita naturalidad ni quiero por ello fomentar ningún estereotipo”.

Rocío Flores

Rocío Flores en 'El programa de Ana Rosa'.

Instagram @rotrece

Además, no ha tenido ningún problema en referirse a sus complejos para explicar que gracias a algunos de los cambios que ha llevado en su vida tanto a nivel físico como a nivel personal, se ve bien en este momento. “Me he valorado tan poco y me he querido tan poco”, ha reconocido, “que ahora me encuentro bien conmigo misma”.