El golpe más duro. Cuando parecía que la salud de Chiquetete comenzaba a recuperarse, el cantante fallecía repentinamente a los 70 años. Antonio Cortés había sido operado pocas horas antes de una angina de pecho de la que no pudo recuperarse. La muerte del intérprete dejaba muy tocada a su familia, hasta entonces algo distanciada debido a los muchos enfrentamientos vividos durante los últimos años. Tanto Manuel como Rocío, hija del cantante y de su primera mujer, aparecían ante las cámaras terriblemente afectados…

Artículo relacionado

La relación entre Antonio Cortés, Chiquetete, y sus hijos nunca fue sencilla. El primo de Isabel Pantoja se encontraba muy distanciados, por motivos más que evidentes, de los hijos que tuvo con Raquel Bollo, aunque no eran los únicos. Rocío, hija del cantante y de Amparo Cazalla, su primera mujer, también había sido muy crítica con su padre en diversas ocasiones. Un complicado entendimiento familiar que se paralizaba por la repentina muerte del cantante.

Hasta el tanatorio se trasladaban, además de Carmen Gahona, su última pareja, y muchos amigos y conocidos, también algunos de los hijos del cantante. Allí pudimos ver a Manuel, hijo de Raquel Bollo, muy afectado por el mazazo pese a la tensísima relación que habían mantenido. Aunque, sin duda, la imagen más desgarradora la protagonizaba Rocío. La hija del intérprete salía a última hora del centro sin ni siquiera poder articular palabra.