Todo se derrumbó dentro de mí, así se llama el episodio número nueve de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', una nueva entrega cargada de angustia y de dolor. Rocío Carrasco ha destapado el contenido de la denuncia que le interpuso Rocío Flores y, aún hoy, es incapaz de comprender cómo su hija llegó a ese nivel de odio hacia ella. La mujer de Fidel Albiac se ha enfrentado a decisiones durísimas a lo largo de estos años pero ahora ha destapado la más complicada de todas. Carrasco ha dejado claro que en ningún momento puso una orden de alejamiento pero sí decretó que su hija no volviera a su casa después de TODO lo que había pasado.

Artículo relacionado

"Voy a declarar cuando llego al juzgado, la jueza empieza a interrogarme, antes de que me interrogue el Ministerio Fiscal, que también era una mujer, la parte del padre hace constar que pide unas medidas cautelares para que la niña no pueda volver conmigo. Cosa a la que yo me adhiero, y le digo que si no las pide él las pido yo y la niña no puede volver a mi casa. Eso se ha utilizado mediáticamente y públicamente para volver a crear la duda y una sombra de que hay un hecho truculento en mi vida en la que a mí me dan unas medidas cautelares en las que me dicen que mi hija no puede vivir conmigo, y ese es el motivo de esas medidas cautelares", ha explicado Rocío Carrasco asegurando que le daba verdadero "pánico" la idea de volver a pasar por lo mismo si Rocío Flores regresaba al domicilio familiar.

Además, sin poder contener las lágrimas, se ha lamentado y, con el corazón encogido, ha asegurado que no reconoce a su hija: "Soy yo la que se adhiere a esas medidas le dije a la niña que a mi casa no puede volver, yo tenía pánico porque era alguien que no conocía, alguien a quien había parido pero no tiene ni un ápice de mí dentro de su cuerpo, yo hubiera sido incapaz de haber hecho eso con mi madre ni con nadie. A esa niña la he parido yo 'pero no tiene nada mío, nada, nada!". ha exclamado desgarrada por el dolor que le produce toda esta situación. "Muy a mi pesar, pero no tiene nada mío", ha concluido Rocío Carrasco.

Artículo relacionado