“Me duele tanto esa inscripción que la voy a cambiar”. Rocío Carrasco ha decidido tomar medidas. La hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco pretende modificar la lápida que descansa en la tumba de su padre. “Lo voy a hacer con el consentimiento de mis tíos, sobrinos y familia”. Tras el fallecimiento del boxeador, Raquel Mosquera se encargó de añadir una inscripción en la lápida sin consentimiento alguno de la única hija de Carrasco y sin tener en cuenta que en el panteón también descansan los padres del propio Pedro Carrasco.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco hace un fuerte reproche a Lydia Lozano: "A mí, desde luego, no me llamaste"

Rocío Carrasco hace un fuerte reproche a Lydia Lozano: "A mí, desde luego, no me llamaste"

“Esa inscripción la pone ella sin decirme absolutamente nada y sin tener el más mínimo respeto por los que están dentro de esa lápida”, explica Rocío Carrasco en la segunda parte de su documental, ‘En el nombre de Rocío’. “Allí también están enterrados mis abuelos”. La viuda del campeón de boxeo no consultó nada con la única hija de su marido y puso la inscripción que se le antojó en la lápida. “Aquí yace el gran boxeador Pedro Juan Carrasco García. Amarte fue muy fácil, olvidarte será imposible. Tú esposa y familia no te olvidan”, reza en concreto.

“Ese panteón hoy por hoy es mío. Ahí están mis abuelos y mi padre y ahí no va a estar nadie que no se llame Carrasco de apellido”, determina tajante Rocío Carrasco. La hija de Pedro Carrasco tiene muy claro que Mosquera no cuida nada al que fue su marido. “No se preocupó por su salud ni por lo que le pasaba. Solo se preocupó de dar buena imagen en televisión, de una pareja feliz y enamorada pero lo machacó”, explica en el documental.

Durante todo el tiempo en que Rocío Carrasco ha estado en silencio, Mosquera no ha perdido oportunidad de dejarse ver en televisión y platós para arremeter contra la hija del que fue su marido y narrar unas vivencias que, con el paso de los años, ha ido cambiando ella misma.