El archivo de la causa incoada contra Ricky Martin por parte de su sobrino donde se le acusaba de acoso no ha terminado con el enfrentamiento judicial entre ambos. Ahora ha sido el cantante el que ha presentado una demanda contra su sobrino por delitos de extorsión, persecución maliciosa, abuso de derecho y daños y perjuicios donde se le solicita una indemnización que alcanza los 30 millones de dólares. Martin alega que la causa abierta por su sobrino le supuso la cancelación de “contratos millonarios y proyectos artísticos presentes y futuros”.

Artículo recomendado

Ricky Martin gana el caso tras ser demandado por supuesto acoso sexual

Ricky Martin gana el caso tras ser demandado por supuesto acoso sexual

“El demandado Sánchez ha amenazado y extorsionado al demandante que a menos que se le compense económicamente, continuará con su campaña de asesinarle su reputación e integridad mediante imputaciones falsas y maliciosas”. La demanda que ha presentado el cantante Ricky Martin este pasado día 7 de septiembre contra su sobrino, Dennis Yadiel Sánchez, responde al daño que todo el escándalo ha causado en su reputación y su imagen pública.

Martin asegura que el demandado realizó “acciones temerarias, maliciosas y culposas” destinadas a coartar sus oportunidades de negocio y destruirle públicamente. Es por eso que le solicita una compensación de no menos de 20 millones de dólares por el daño causado a su reputación, a lo que suma otros 10 millones de dólares por las cuantías que ha dejado de ganar en este tiempo más el pago en concepto de intereses, costas y honorarios de abogados.

Ricky Martin respondió públicamente a la demanda presentada por su sobrino alegando que todo lo que lo referido era absolutamente falso. De hecho, el propio demandante quiso desistir en sus pretensiones al poco de haberlas presentado. Un caos judicial que no pinta nada bien para Dennis Yadiel Sánchez.