La incorporación de Raquel Bollo a ‘Viva la Vida’ como colaboradora ha dado para mucho. La nueva compañera de Emma García fue testigo directo de los momentos más determinantes de la familia Pantoja cuando ocurrió el fallecimiento de doña Ana. Raquel Bollo se encontraba en Canarias junto a Kiko Rivera, Anabel e Isa Pantoja cuando se enteraron de la muerte de su abuela. Fue la que habló con el DJ para que diera el paso de viajar hasta Cádiz para estar con su madre en Cantora en un instante tan complicado. Raquel Bollo estuvo presente durante todo el trayecto hasta la finca y también estuvo dentro de Cantora durante una de las noches más complicadas de la vida de Isabel Pantoja. Así que esta tarde ha desvelado algunos de los entresijos que marcaron esta noche en la que se produjo el reencuentro entre la cantante y sus hijos.

Artículo recomendado

Raquel Bollo se incorpora a 'Viva la Vida' como colaboradora y ha hablado de la familia Pantoja: "Me saturé"

Raquel Bollo se incorpora a 'Viva la Vida' como colaboradora y ha hablado de la familia Pantoja: "Me saturé"

Raquel Bollo, aunque no ha destapado ninguna de las conversaciones que se mantuvieron durante el viaje a Cantora y en el interior de la finca, sí que ha querido dejar claro es que Isabel Pantoja recibió a sus hijos sin ningún problema. La colaboradora ha comentado que dentro de la finca se vivieron momentos muy emocionantes. Pero no ha querido dejar pasar la oportunidad de revelar que cuando llevaban ya un rato allí, “Kiko se va, se acuestan todos, y soy yo la que me quedo toda la noche con Isabel”. De esta forma ha desvelado que tanto Isa como Anabel Pantoja llegado el momento se fueron a descansar mientras que ella prefirió quedarse al lado de la artista porque “si vengo de Canarias es para quedarme con ella, para que hable, para que se relaje”.

Raquel Bollo

Raquel Bollo en 'Viva la Vida'.

Telecinco

Además, Raquel Bollo ha desvelado otras cuestiones que fueron determinantes en aquellos días que rodearon al fallecimiento de doña Ana y a la boda de Anabel Pantoja. Entre ellas que fue testigo de cómo Kiko Rivera, “en el aeropuerto de Canarias, antes de viajar a Sevilla, él ya tenía la cosa de no volver a la boda”. Y no solo eso. También ha resaltado cómo en La Graciosa, Kiko, Anabel e Isa estaban de lo más distanciados. Raquel Bollo ha contado que los tres sacaron los billetes por separado y que hubo mucha falta de comunicación entre ellos.

También se ha remontado a días antes del fallecimiento de doña Ana para contar una conversación que mantuvo con Anabel Pantoja sobre la cancelación o no de su boda. Raquel Bollo ha asegurado que habló con su amiga “cuando me entero unos días antes de que doña Ana está muy mal, y le digo a Anabel que debería suspender la boda”. Finalmente el enlace se celebró y Raquel fue una de las invitadas, porque pese a que ella hubiera hecho lo contrario, no quería fallar a su amiga en un día tan especial.