Sigue ingresado en la UCI después de sufrir uno de los mayores sustos que le ha dado su salud en los últimos años. Quique San Francisco ha salido de peligro y se recupera de los efectos que ha dejado en su cuerpo la neumonía que provocaba que le ingresaran de urgencia en el Hospital Clínico de Madrid. El actor ha contado a ¡Hola! cómo se encuentra desde su habitación de la UCI y cómo lo ha vivido. Cada vez con más fuerza y ganas de volver a retomar sus rutinas, Quique San Francisco empieza a mostrar destellos del genio y su ironía característicos: “Estoy desesperado por salir de aquí…".

Artículo relacionado

La conjunción de coincidencias se convertía en nefasta para Quique San Francisco. En medio de la gran nevada que dejaba el temporal Filomena, los efectos de una "neumonía necrotizante complicada por otra cepa bacteriana" causaba estragos en su organismo, donde la infección también pasaba a la sangre y se extendía hacia el riñón. Sin poder caminar ni casi respirar, era trasladado por un amigo hasta el Hospital Clínico de Madrid, donde era intubado y donde continúa en la UCI recuperándose.

Artículo relacionado

Han sido unas semanas durísimas para él, quien siente auténtico terror por todo lo que huela a hospital o bata de médico. "Todavía no puedo andar y el respirador siempre está a mano", cuenta en la entrevista. Sometido a un tratamiento con antibióticos, Quique San Francisco ve cada vez más cerca su total recuperación y su mayor ilusión: retomar y arrancar cuanto antes proyectos como el falso 'biopic' 'Cómo ser Enrique San Francisco'. Mientras tanto espera el resultado de los "últimos cultivos y pruebas para saber cómo están respondiendo mis pulmones".