El actor Quique San Francisco ha fallecido a los 65 años. Aquejado de una neumonía bilateral, el intérprete se encontraba ingresado desde hacía varias semanas en un hospital en Madrid. Pese a que las últimas noticias apuntaban hacia una posible mejoría, su delicado estado de salud continuaba preocupando a sus seres queridos.

Artículo relacionado

La vida de Quique San Francisco ha sido de todo menos tranquila y sosegada. El actor ha exprimido su vida al máximo y nunca ha tenido pelos en la lengua para hablar de sus idas y venidas marcadas por las adicciones y la ruina económica.

Adicto a la heroína y también a la cocaína, las drogas minaron su salud, su imagen y sus relaciones personales, entre ellas la que tuvo con Rosario Flores, a quien guardaba un enorme cariño. Sin embargo, fue capaz de dejarlo a tiempo como declaró a la revista 'Interviú' hace años. "Porros fumé toda la vida, pero lo malo fue el caballo y la coca. Por el caballo hice una pasada y me fui; si no, no estaba aquí", manifestaba con la sinceridad que le caracteriza.

Fue un trágico accidente de moto en 2002 que le produjo una grave lesión en la espalda lo que le mantuvo inmovilizado un año: "Me tiré siete meses colgado de un cable después de una operación de once horas. Solo podía mover el brazo derecho", le contaba a Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. Más tarde, pasó a la silla de ruedas hasta que gracias a duras jornadas de rehabilitación y su coraje recuperó la movilidad y consiguió volver a caminar.

Antes de este último bache de salud que ha apagado su vida, se encontraba trabajando en el teatro con la obra 'La penúltima'.