A penas han pasado dos días desde que María Pombo diera a luz a su primer hijo y ya están resurgiendo los primeros miedos. Visiblemente recuperada, aunque todavía desde la cama del hospital, la influencer ha querido compartir con su millón de seguidores cómo están siendo estos primeros días.

Sin poder borrar la sonrisa de su rostro, María Pombo asegura que está viviendo en un sueño y el protagonista no hay duda que responde al nombre de Martín: "Este es el mayor placer de la vida", decía mientras abrazada al recién nacido y es que a pesar de estar muy cansada, confiesa que no puede dejar de mirarle.

Artículo relacionado

En medio de esta burbuja de amor, la influencer ha desvelado cuál ha sido el primero de sus miedos. María contaba con mucha naturalidad que en estas primeras horas les han enseñado como bañar al bebé, un momento que se ha convertido en un auténtico drama: "Nada más desnudarle nos han dicho 'va a llorar mucho, no te asustes'. Le han metido en el agua y unos berridos... se me ha partido el corazón. Estaba deseando sacarle, unos temblores...Me ha dado una pena horrorosa. Típica madre loca", admitía con tono jocoso.

María Pombo

María Pombo relata sus primeras horas como madre primeriza

Instagram @mariapombo

En cuanto a los detalles del parto, ha prometido contarlo todo en los próximos días una vez recupere esta nueva normalidad pero a juzgar por sus palabras todo fue especialmente bien: "El parto ha sido la experiencia más bonita que he vivido en mi vida. Fue mágico y lo volvería a repetir mil veces", contaba con ilusión.

Pero si la mamá vive una explosión de felicidad, el papá no se ha quedado atrás. Pablo Castellanos no se separa de Martín ni de su mujer: "Nunca pensé que me iba a gustar cambiar pañales a las 4am. Viva la vida más que nunca", publicaba a través de su perfil de Instagram.