Ana Ferrer Padilla se ha tomado un respiro en su trabajo como becaria en Telecinco y ha dejado Madrid para disfrutar del carnaval de Cádiz junto a sus amigas y su familia. Allí se ha dejado cuidar por su abuela, doña Lola, pero también a salido a cantar y bailar con sus amigas.

Artículo relacionado

El sábado por la noche se disfrazó y se llenó el pelo de purpurina y por la mañana… ¡creía que no iba a poder quitarse toda la cantidad de producto! Entonces, ni corta ni perezosa tomó una drástica decisión y se lavó el pelo con agua fría. “Al final me he tenido que lavar el pelo con agua fría y más o menos la purpurina se ha ido”, confesó a hija de Paz Padilla, que no contaba con agua caliente en la casa de su abuela.

Eso sí, le quedaba por delante lo mejor del carnaval, la reunión con su familia. El domingo a mediodía salió con su madre y doña Lola a disfrutar de un aperitivo al sol de la tacita de plata, pero la joven no podía evitar sentir pena. “Me voy a Madrid y estoy muy triste”, confesaba antes de salir de la casa de su abuela”.

Y es que el domingo y el lunes son días muy emblemáticos en Cádiz y Anna se los perderá porque sus “obligaciones” en Mediaset, donde trabaja como becaria, además de que mantener actualizadas su cuenta en Instagram y su canal de Youtube, donde incluso nos ha llegado a enseñar cómo es su dormitorio.