Paz Padilla y Ana Obregón han perdido en los últimos meses a dos personas muy importantes para ellas. La presentadora de Sálvame se despidió para siempre de su marido, Antonio Juan Vidal, quien falleció el pasado julio a los 53 años de edad víctima de un cáncer. La misma enfermedad que se llevó para siempre al hijo de la intérprete, Alex Lequio, quien murió el 13 de mayo con tan solo 27 años. Unos durísimos golpes que han dejado a las dos destrozas y tras las que han decidido refugiarse en la misma actividad.

Artículo relacionado

En los meses más duros de su vida, Paz Padilla y Ana Obregón se han refugiado en la meditación. Una actividad que les está ayudando a superar el intenso dolor que sufren tras la pérdida de sus seres queridos. Fue la presentadora de Sálvame la primera que mostró a través de sus redes sociales que había decidido refugiarse en esta práctica tras la muerte de su marido y su madre en menos de un año. "Encontrando paz en mi interior", escribió el pasado 5 de septiembre junto a una fotografía en la que aparecía en mitad de la naturaleza.

Encontrando paz en mi interior.

Una publicación compartida de Paz Padilla (@paz_padilla) el

Un escenario que también ha elegido Ana Obregón para meditar en estos duros momentos. La actriz compartió el pasado martes 13 de octubre una extensa publicación en la que explicaba que esta actividad le estaba ayudando a encontrar la paz interior que tanto le hace falta tras la muerte de su hijo Álex. "Meditando en calma para encontrar la paz en este viaje hacia mi interior. Conectando con mi conciencia espiritual o el alma, porque las almas son eternas y de esta forma me acerco más a ti. Siguiendo tu ejemplo, iluminada por tu luz", aseguró.

Estos cinco meses sin ti no sabía quién era, lo que era o ni siquiera si era. Simplemente... estaba allí , como una percepción singular en medio de una nada sombría , carente de principio y final . Aqui llevo más de un mes(me vine antes del estado de alarma) Meditando en calma para encontrar la paz en este viaje hacia mi interior. Conectando con mi conciencia espiritual o el alma, porque las almas son eternas y de esta forma me acerco más a ti. Siguiendo tu ejemplo, iluminada por tu luz. Decia Einstein que “el auténtico valor del ser humano viene determinado principalmente en la medida que ha conseguido liberarse del Yo “. De ese Ego que contamina todo. Hasta a los políticos , que jugando a ser médicos y midiendo constantemente su Ego y su poder , conseguirán tener en su currículum un montón de vidas de españoles. Desde mi corazón mi más sentido pésame a las familias de los 50.000 ( 33.000?) fallecidos en España por esta pandemia(sindemia). Tenéis que perdonarme, siento muchísimo compartir con vosotros mi dolor porque siempre a lo largo de 40 años en mis trabajos mi intencion era contagiaros felicidad, haceros reír, soñar, que olvidarais los problemas. Necesito que me entendáis he perdido todo, mi único hijo. Y no tengo ganas de reír, ni de bailar, ni de ponerme modelitos y por ahora no puedo trabajar . Se que vuestra mano anónima me acompaña y me sujeta fuerte para que no caiga más hondo. Os estoy infinitamente agradecida . También sé que mis hermanas no me han soltado la mano ni un segundo . Pero sobre todo sé que tú , Áless , me mandas ese inmenso amor desde la eternidad y que si algún día vuelvo a vivir será por ti . #alessforever #5meses 💔

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

Un nexo en común entre Paz Padilla y Ana Obregón, quienes son el claro ejemplo de lo diferente que puede ser el duelo entre dos personas. Mientras que la presentadora de Sálvame ha decidido volver al trabajo este septiembre e intenta disfrutar de la vida lo máximo posible tras la pérdida de su amor, la actriz ha dejado claro que, por el momento, no se ve capaz de recuperar su rutina y se ha retirado lejos de todo. Eso sí, ambas han encontrado en la meditación el bálsamo para calmar su dolor en sus peores momentos.