Quedan muy pocos días para que Paloma Cuevas y Enrique Ponce se reencuentren tras el escándalo que ha supuesto la noticia de su separación después de 25 años de matrimonio. Dentro de muy poco tiempo, Bianca (la hija menor de la expareja) celebrará su primera Comunión. Mucho se ha especulado sobre la posibilidad de que el diestro vaya acompañado por Ana Soria, pero la realidad es que lo único que quiere es evitar más polémicas y proteger a sus hijas del revuelo mediático. Paloma, por su parte, está ansiosa porque llegue el gran día y su última publicación en redes sociales es la prueba definitiva de que a pesar de que va a compartir evento con el padre de sus hijas, mira al presente (y al futuro) con optimismo.

Artículo relacionado

"La alegría de vivir consiste en no perdernos nada de las grandes cosas que suceden en nuestro presente", ha escrito Paloma Cuevas en la última imagen que ha compartido con sus más de 152.000 seguidores de Instagram y dejando constancia de que para ella "la vida es un regalo", se puede leer en uno de sus hashtags.

paloma cuevas foto instagram

Paloma Cuevas se sincera antes de su cara a cara con Enrique Ponce.

Instagram @palomacuevasofficial

Paloma Cuevas y Enrique Ponce van a ser protagonistas del cara a cara más esperado. Ambos van a dejar de lado las rencillas del pasado para que su hija Bianca disfrute de uno de los días más señalados de su vida y van a hacer alarde de la cordialidad que reina entre ellos. A lo largo de todos estos meses, el torero ha evitado hablar del proceso de divorcio que está manteniendo con la madre de su hijas, incluso se ha sentido un poco molesto cuando ha sido preguntado por el temapero lo que está claro es que los dos han rehecho sus vidas por separado.

Artículo relacionado

Enrique está en el mejor momento de su noviazgo con Ana Soria y la nueva vida que han comenzado en Almeríamientras que Paloma se ha volcado al 100% en sus hijas y en su familia, sus dos máximas debilidades.