Enrique Ponce ya es cosa del pasado y sino que se lo pregunten a Paloma Cuevas que este sábado ha dado comienzo al fin de semana con un vídeo en el que ha mostrado su faceta más seductora. La empresaria, de 48 años, ha encontrado en su perfil de Instagram un lugar en el que compartir momentos felices y piensa seguir haciéndolo, eso sí, ha borrado de manera radical todo rastro del padre de sus hijas.

Con su padre, Victoriano Valencia, totalmente recuperado después de la infección que le llevó al hospital es momento de celebrar y su sonrisa es buena prueba de ello. Paloma Cuevas no piensa en otra cosa que en el bienestar de su familia, en concreto de sus padres y sus dos hijas, las culpables de su felicidad.

Artículo relacionado

"Es sábado y el cuerpo lo sabe", escribía la andaluza en un divertido aunque puntualizaba "igual que sabe que tiene que quedarse en casa". Paloma Cuevas siempre se ha mostrado muy tajante con las medidas sanitarias y las ha llevado a rajatabla, tanto que desde hace meses acabó con sus salidas entre amigos.

En el vídeo que ya puedes ver en la parte superior de esta noticia, Paloma Cuevas ha dejado la vergüenza a un lado y se lanza a mover las caderas de una forma muy sensual a ritmo del tema 'Feeling good' de Michael Bublé en lo que parece la cocina de su casa. Ataviada con un diseño estampado de lo más primaveral, parece que el planazo de la empresaria pasa por disfrutar de una divertida velada en familia, eso sí, en casa. ¡Dale al PLAY!