Hace apenas una semana, Isabel Pantoja recibía un nuevo revés judicial en medio de la polémica tan brutal que está protagonizando con su hijo, Kiko Rivera. La Fiscalía de Marbella le pedía tres años de cárcel debido a la venta de su casa Mi Gitana, según ha informado Paloma García-Pelayo... Pero el asunto no termina aquí. La tonadillera se enfrentaba hoy, martes 16 de marzo, a su primera batalla en el Juzgado por culpa de una deuda que contrajo con Loli, una amiga íntima con la que compartió confidencias durante más de 30 años y ¡no se ha presentado! La cantante ha vuelto a dar plantón a la Justicia y, una vez más, ha eludido a sus responsabilidades.

Artículo relacionado

A las 11 de la mañana, Isabel Pantoja tendría que haberse personificado en los Juzgados de Chiclana de la Frontera debido a un acto de conciliación que iba a tener lugar con la quiosquera que le dejó 86.000 euros en el 2014, año en el que atravesó una de sus etapas personales más complicadas tras entrar en prisión por Blanqueo. ¡Dale al play!

Los abogados de Isabel Pantoja han roto su silencio para defender a la artista y han asegurado que la notificación que tendría que haber llegado a Cantora, no lo ha hecho de manera formal y por tanto, la madre de Kiko Rivera no sabía ni dónde, ni cuándo tenía lugar este acto.

Loli, ya jubilada, confió en Isabel Pantoja y le prestó una cantidad ingente de dinero que, a día de hoy, no le ha sido devuelto en su totalidad. La octogenaria le reclama 76.000 euros, y por ese motivo, ha hablado alto y claro con el único y firme deseo de que todo esto termine cuanto antes: "Yo no quiero ir a juicio. No quiero nada más. Solo quiero que me de lo mío. Espero que se arregle, es todo tan raro. Esperaba que, por el bien de todos, se pudiera solucionar. Si no quiere ir pues tendrá que ser por las malas. Con la edad de una, que una está más para el barrio de los callados que del que los que hablan…", se ha lamentado frente a Marta Riesco para El programa de AR.

Una vez más, el futuro de Isabel Pantoja vuelve a complicarse y ya se estaría barajando la posibilidad de una nueva fecha para que por fin, la madre de Isa haga frente a sus problemas.