Si hay una pareja que desde el minuto uno ha protagonizado momentos de lo más dramáticos en ‘La isla de las tentaciones 2’, esa es la formada por Melyssa y Tom. La concursante lo está pasando fatal al ver la actitud que su novio tiene con las tentadoras. Tanto que su madre no dudó ayer en atacar a Tom en plató. Y suma y sigue. Durante el programa de esta noche Melyssa ha vivido otro instante de lo más desagradable al escuchar en varias ocasiones la famosa frase “hay más imágenes para ti”. De nuevo ha sido un vídeo de Tom con Luzma el que ha hecho que la que fuera tronista de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ monte en cólera.

Artículo relacionado

En el vídeo que ha visto rodeada de sus compañeras, Melyssa ha visto cómo su novio le ha dado un lametón a Luzma,algo que no le ha hecho ninguna gracia. Una vez más las lágrimas han hecho aparición en los ojos de la extronista y ha hecho una confesión desgarradora. “No quiero perderle pero no puedo perdonarle estas cosas. Yo sí me he comportado como una mujer que quiere a su novio”. Tanto ha sufrido que a moco tendido ha dicho “me quiero morir. Ahora el caradura me dirá que quiere estar toda la vida conmigo, el muy c**** de mierda”. Pero esto no ha sido lo que más le ha molestado de todo lo que ha visto.

Melyssa Pinto

Melyssa ha observado cómo algunas de las tentadoras le han hecho cosquillas y un masaje en la cabeza y en la espalda a su novio. Además en ese instante Sandra, una de las tentadoras, le ha dicho al concursante “estás ardiendo”. Y ha sido aquí cuando Mely ha estallado porque ha comprobado cómo Tom ha incumplido la petición que ella le hizo antes de comenzar la aventura. “Solo le hice esa petición, le pedí que no le hicieran cosquillas en la cabeza, la Sandra de los cojones… Ha hecho todo lo contrario a lo que yo quería. ¿Cosquillas en la cabeza? Le dije que no le hicieran ni cosquillas ni masaje, porque sé que le gusta y no quería que nadie se lo hiciera”, ha sido la explicación que la participante del programa presentado por Sandra Barneda ha dado sobre su malestar. Al acabar de ver los vídeos no ha dudado en llamar a Tom “desgraciado” porque “fue él quien quería venir, porque no confiaba en mí”.