Lleva un año subida a una montaña rusa, de polémica en polémica, pero en todas ellas Marta López se ha caracterizado por dar la cara. En el último 'charco' en el que parece metida no se ha comportado de manera excepcional. Marta López ha sido denunciada por FACUA, una conocida oenegé que defiende los derechos de los consumidores, por presunta publicidad ilícita con uno de los productos de los que ha sido imagen a través de sus redes sociales.

Artículo relacionado

La colaboradora se ha diversificado profesionalmente y uno de los proyectos en los que más éxito tiene es como 'influencer'. Desde sus redes sociales, anuncia productos, uno de los cuales la habría puesto en un aprieto: unas tiras de blanqueamiento dental. Marta López ha querido para el revuelo que se ha generado a su alrededor y ha manifestado, tajante, su verdad. En su testimonio ofrecido para 'Ya es mediodía', programa del que es colaboradora ha querido dejar sobre todo claro que: "A mí no me ha condenado todavía nadie".

Marta López por videollamada en 'Ya es mediodía'

Marta López por videollamada en 'Ya es mediodía'

Telecinco

Con un discurso sereno y humilde, Marta le ha explicado a Sonsoles Ónega todo a propósito de la denuncia que ha interpuesto contra ella FACUA. "A mí, me denuncia FACUA, que es una organización. No es el Estado ni Consumo ni nadie. Lo han hecho por esas tiras que, al poner que son blanqueadoras, supuestamente tiene que llevar un producto que se utiliza en clínicas dentales, y el producto no lo tiene. Puede ser, pero no porque yo lo haya dicho, si no que en la página web lo diría". Y muy tranquila, ha continuado explicando cómo lo está encajando: "Hay que ver si me repercute a mí. Ahora tienen que ver si aceptan [a trámite la denuncia]. Y si lo aceptan, a ver si es verdad lo que están diciendo".

Artículo relacionado

Dado que por el momento todo está poco definido, Marta López se ha mostrado cautelosa y dispuesta a aceptar su parte de responsabilidad, si se determina que la tenga. "Si realmente he hecho algo mal, no volveré a hacerlo y pediré disculpas. Y si tengo que pagar una multa, pues se pagará y ya está. No puedes ir en contra del mundo y nunca dejas de aprender". Asimismo, ha querido destacar la labor de asociaciones como FACUA que ponen el foco sobre productos cuya comercialización no estaría clara: "Me parece fenomenal lo que han hecho y si hay algún producto que no se pueda vender que no lo dejen ni siquiera ni en España. ¿Por qué dejan vender este producto en España? ¿Por qué se pueden comercializar?". Finalmente, ha querido subrayar que no quiere quitarse "parte de culpas". "Si me viene Consumo y me dice: "Mire usted, esto no se hace más". Oye, pediré disculpas y ya está". Pero, sobre todo, ha querido dejar claro que: "A mí no me ha condenado todavía nadie".