Desde que Kiko Matamoros ingresó en el hospital para ser operado de la vesícula y también cuando regreso al centro hospitalario por complicaciones tras su operación, Marta López Álamo se ha convertido en su mejor apoyo. La modelo pasa muchas horas al día en el hospital, y tan solo sale de allí para cumplir con algunos compromisos profesionales y para desconectar durante un tiempo de un lugar nada agradable. El colaborador y su novia se encuentran agotados después de tantos días de ingreso. Marta incluso ha sufrido las consecuencias y en estos días le ha salido un herpes en el labio de tantos nervios. Pero saben que juntos son más fuertes y que van a superar este mal trago muy pronto.

Artículo relacionado

La modelo se ha mostrado en las últimas horas mucho más contenta que en días anteriores. Lo más probable es que a Kiko le den el alta este fin de semana después de haberle controlado la infección que tiene. Pero todavía le quedan unas horas en el hospital y Marta sigue con él al pie del cañón. La pareja ha sabido darle la vuelta a esta situación y ya que no pueden disfrutar de tiempo juntos fuera del hospital, están aprovechando al máximo allí dentro. Y la modelo lo ha demostrado con una imagen de lo más tierna en la que aparece tumbada en la cama junto a su chico.

Marta López Álamo Kiko Matamoros

“Aquí los dos metidos en la cama”, es la frase con la que Marta ha descrito esta bonita imagen en la que se apoya sobre el hombro de Kiko y con la que deja claro lo felices que están juntos. Durante estas semanas la joven está pendiente de todo lo que rodea al colaborador. De dar el parte médico a sus hijos, de atender a la prensa y de prestarle todos los cuidados y mimos que necesita.