Kiko Matamoros no se encuentra en su mejor momento: a su bache de salud que se le está complicando se suma las polémicas familiares con su hija Anita Matamoros y su ex mujer, Makoke. Muchos frente abiertos que tienen al colaborador realmente tocado pero a su lado tiene a su novia, Marta López Álamo, que como un roble no se separa de él ni a sol ni a sombra.

Artículo relacionado

La modelo ha querido animar a su novio dedicándole unas palabras llenas de amor que, no hay duda, son oxígeno para Matamoros, que tras ser operado el pasado lunes de la vesícula ha tenido que ser ingresado de urgencia este jueves con terribles dolores a causa de una pancreatitis y está a la espera de si tiene que volver a pasar por quirófano.

"Volverás a superarlo. Gracias por darme la oportunidad de estar a tu lado y de hacerte feliz. Unos días más y vuelta a dar guerra", ha escrito la andaluza junto a dos preciosas fotografías en las que ambos aparecen sonrientes y enamorados.

El colaborador lleva una semana especialmente complicada. Tras la polémica por su último retoque estético se ha sumado su nuevo paso por el quirófano para quitarse la vesícula. Una operación que tuvo sus complicaciones pero salió bien, aunque tres días más tarde lo ha mandado de nuevo al hospital con dolores muy intensos. Tanto que el propio Kiko ha contado este jueves en 'Sálvame', donde ha entrado por teléfono, que está siendo tratado con morfina.

Además, su distanciamiento con su hija Anita está más candente que nunca. Su novia Marta se ha convertido en su mejor bálsamo para tantos sinsabores y ahora ella ha querido recordarle su amor y apoyo de forma pública y gritándoselo a los cuatro vientos.